VOLEIBOL | SUPERLIGA Unicaja Costa de Almería pone al ‘tapado’ al descubierto

  • Los ahorradores buscarán este sábado (18:00) su quinto triunfo consecutivo y sexta victoria en una pista en la que esperan la emboscada del Conectabalear CV Manacor 

Unicaja Costa de Almería pone al ‘tapado’ al descubierto Unicaja Costa de Almería pone al ‘tapado’ al descubierto

Unicaja Costa de Almería pone al ‘tapado’ al descubierto / Felipe Ortiz (Almería)

A la tercera va la vencida, o eso quieren aplicar desde la tierra natal de Rafa Nadal en cuanto a voleibol se refiere. Tras dos temporadas en la máxima categoría, hecha justicia a su trayectoria y su buen hacer gracias al logro del ascenso en la temporada 2017/2018, el Conectabalear CV Manacor se estrenó siendo octavo, fichó para la dirección de juego al colocador almeriense Rubén Lorente, teniendo varios y claros referentes de ataque muy fuertes, sufrió algo más ensamblando esas piezas en el inacabado curso anterior y, aguantando a la columna vertebral de su plantilla, ahora se ha dado cuenta de que tiene dientes para morder. Un buen bocado, sin duda, es el que se le presenta este sábado (18.00 horas, Miquel Àngel Nadal), ya que le llega un rival engordado con 29 títulos nacionales, un Unicaja Costa de Almería al que le consta la motivación extra de su adversario.

Y es que, con un partido menos, porque fue el primero en ‘sufrir’ indirectamente esa desgracia de Guaguas llamada contagio de la COVID-19, va tres puntos por detrás, lo que indica que ambos solo han cedido un partido, que los verdes han sumado cinco victorias, las últimas cuatro seguidas, y que los manacorenses llevan ya cuatro también continuadas, con una jornada de obligado ‘descanso’ por el aplazamiento de su viaje a Gran Canaria. El 0-3 de los turolenses sobre los de Molada es el único punto negro en el expediente balear, venciendo después a Barça por 1-3, a Arenal por 3-0, parando un fin de semana y después seguir, ya crecidos del todo, con dos triunfos más, 3-1 a Melilla con Vanole como MVP y, ojo, sobre todo un 0-3 a Boiro, que es el marcador con el que recibirán a los de Manolo Berenguel. Es, sin la menor duda, un toque de atención y un serio aviso para Unicaja Costa de Almería.

Hablando de Vanole, el receptor brasileño es el mejor sacador de la Superliga, con la friolera de nada menos que 19 puntos directos en cinco partidos, lo que arroja una media de cuatro por encuentro. Su estado de forma es extraordinario, está en estado de gracia y lo sabe muy bien un Rubén Lorente que ‘se hace mayor’ en la competición y que vive su segunda temporada en Manacor. El colocador, si manda a su espalda, tiene otra gran opción, el artillero Ángel Rodríguez, que sabe lo que es ser el máximo anotador de una temporada completa y que está jugando muy bien. Ese tridente se ve incluso más reforzado por el otro receptor, otro brasileño bien conocido por su potencial, un Caetano Filter que imprime carácter al equipo. En línea de recepción y defensa, duo de líberos de garantías formado por Antoni Piris para lo primero y el mítico Andreu Catalá para lo segundo.

En cuanto a los centrales, el español David López y el también brasileño Rafael Guimaraes son ‘pareja estable’, ambos ya en el proyecto del curso pasado, una vez más demostrando la importancia de mantener las plantillas prácticamente intactas de una temporada a otra. Es algo que juega a favor de un rocoso conjunto que a su calidad indudable une precisamente lo comentado antes, carácter, y más en propio feudo, como es el caso del partido de esta séptima jornada. Se tata, encima, de un ‘siete’ muy de ser ‘cantado’ de memoria, que se repite jornada tras jornada y que se ha consolidado como uno de los más temibles de la competición. Además, entra en juego una rotación de hombres con menos protagonismo, pero que no bajan el nivel cuando participan, como José Chourio, el opuesto venezolano, o Miguel Gallego, el colocador, o los receptores Francsec Cabrer y Mesquida, y Sebastiá Gibanel.

Por parte del conjunto ahorrador, suma y sigue con el trabajo de la semana, que va dando sus frutos y ofreciendo una paulatina mejor imagen del equipo, más acorde, tal y como le gusta referir al propio Manolo Berenguel, al altísimo nivel que se coge en los entrenamientos. Eso de llevarlo a pista está siendo cada vez menos problema para los ahorradores, que tienen en su bloqueo una potente arma a la que le toca, este sábado, poner a prueba a los artilleros del conjunto local. Como único lunar en el último partido frente a Río Duero Soria, toca elevar bastante más el rendimiento en recepción, y más en el Miquel Àngel Nadal, en donde los Vanole, Rodríguez y compañía tienen las referencias cogidas y son incluso más peligrosos en esa faceta del juego tan importante en el vóley actual.

Respecto al ataque, se espera lo mejor después de la exhibición de Colito frente a su exequipo y de la regularidad de un Fran Iribarne que sabe que hay que competir por el puesto en el equipo titular frente a un Marlo Palharini que es todo un seguro de vida para el equipo, un Javier Jiménez que poco a poco va cogiendo ritmo y al que se le ven destellos de su gran calidad y saber estar en la pista, y el rendimiento brutal de un Charly Jiménez que, tras hacer 20 y 21 puntos en los dos partidos fuera de casa, se quedó sin disputar ni un solo minuto frente a los sorianos. Como no, el ataque por el centro es otra baza de enorme importancia para los verdes, con varias exhibiciones de potencia y de técnica de las torres, Vigil tocando techo en el Mayte Andreu, Fornés asumiendo bolas calientes y Jean Pascal tirando de recursos y giros y golpes de gran jugador. Ignacio Sánchez está disfrutando, y con él, el equipo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios