La consulta del especialista ¿Por qué nos duele el glúteo?

  • Es una dolencia muscular que afecta a deportistas o a gente corriente de poca actividad

Fisioterapia para destensar el piramidal. Fisioterapia para destensar el piramidal.

Fisioterapia para destensar el piramidal.

Comentarios 0

El dolor del glúteo es un motivo de consulta frecuente que afecta a deportistas o a gente corriente de poca actividad. Es más frecuente entre las mujeres en general, quizás por tener menor masa muscular, más movilidad articular, más tendencia a que el tejido graso se deposite en las caderas, el caso es que la prevalencia es mayor entre las mujeres que en los hombres.

Los músculos que conforman el glúteo son: glúteo mayor que es el que da el volumen y la forma al glúteo: glúteo medio que se encuentra inmediatamente en la capa más profunda cubierto por el glúteo mayor y que se encarga de estabilizar la pelvis a la hora de caminar o correr, el glúteo mínimo, vecino del anterior. Más en profundidad encontramos los rotadores de la cadera, siendo el más conocido el músculo piramidal.

1.-Síndrome del piramidal

El síndrome del piramidal se produce debido a la compresión o pinzamiento del nervio ciático por hipertrofia o contractura del musculo piriforme, constituyendo un conjunto de signos y síntomas que se caracterizan por alteraciones sensitivas, motoras y tróficas en el área de inervación del nervio ciático. Este síndrome puede ser pasado por alto porque su presentación puede ser similar a la de radiculopatía lumbar o disfunción sacra.

Se considera que este síndrome es responsable de dos tercios de los casos de lumbociática crónica no discal. La prevalencia parece mayor entre los 40 y 50 años y el cuadro es más común entre las mujeres que los hombres. Se ha postulado que esto ocurre debido a que las mujeres tienen con mayor frecuencia los pies y rodillas en valgo (hacia dentro como en X), lo que produce una alteración biomecánica en la pelvis que hace que el músculo trabaje con más intensidad y este se contracture e hipertrofie ocasionando un pinzamiento del nervio ciático, y en definitiva una ciática.

2.-Bursitis trocantérica

Es la inflamación de una pequeña bolsa que recubre un relieve óseo en el lateral de la cadera que se llama trocánter mayor. En ocasiones esa pequeña bolsa que lo hace que proteger ese saliente óseo de traumatismos, se inflama y provoca dolor. La molestia suele ser nocturna e impide a la persona dormir sobre el lado donde se encuentra la inflamación.

Puede molestar al caminar, al girar la pierna o al cruzarse una sobre otra. Es bastante molesta y limitante. Una ecografía suele ser suficiente para su diagnóstico. Suele aliviarse con frío local, cremas antiinflamatorias o fisioterapia.

3.-Tendinitis de glúteo medio

Los tendones de los músculos glúteo medio y glúteo menor se insertan en una prominencia ósea de la parte lateral de la cadera denominada trocánter mayor. Ambos tendones están en una estrecha relación anatómica y ayudan principalmente con la abducción de la cadera (separar las piernas).

Adicionalmente, estos tendones tienen una función determinante mientras caminamos. Se suele confundir con la bursitis trocantérica con frecuencia. La tendinitis del glúteo medio llega a provocar cojera y sus síntomas son más importantes en intensidad que la mera bursitis. También provoca dolor al acostarse sobre ese lado. Es frecuente en personas que han incrementado su actividad, ya sea corriendo o caminando, normalmente con sobrepeso.

Viñeta de un dolor de glúteo. Viñeta de un dolor de glúteo.

Viñeta de un dolor de glúteo.

En corredores de fondo no es raro ver el arrancamiento de dicho tendón del glúteo medio debido al estrés continuado al correr sin haber trabajado la fuerza de dicho músculo. Ese fortalecimiento evitará lesiones y sobrecargas. El diagnóstico con ecografía suele ser determinante. La fisioterapia, el gimnasio para fortalecer dicha zona o la infiltración local son suficientes para erradicar el problema.

4.-Hernia discal lumbar

El dolor en la parte baja de la espalda (lumbalgia) asociado o no a dolor en la pierna, es muy frecuente, especialmente. Dicho dolor es causado por alteraciones de las estructuras que forman la columna vertebral a ese nivel: los ligamentos, los músculos, los discos intervertebrales y las vértebras. Este dolor lo llamaremos como agudo si dura poco tiempo, unos días o unas pocas semanas.

El dolor se define como crónico si dura más de 3 meses. La columna lumbar es el segmento final de la columna vertebral y la zona que soporta más peso. Por ello, las lesiones son más frecuentes. El paciente nota dolor en la parte baja de la espalda irradiado a ambas nalgas o a una sola, pudiendo llegar por la parte posterior del muslo hasta el pie.

Dependiendo del nivel donde se encuentre la hernia, así notará el dolor el paciente

El dolor se incrementa con las actividades como levantar el peso, inclinación del peso hacia delante, estornudar o toser o al sentarse y disminuye con el reposo y el descanso en la cama siempre y cuanod se coloque una almohada debajo de las rodillas para mantener éstas flexionadas. Cuando la raíz dañada es la L5, el dolor se irradia hacia el lado posterolateral del muslo, la parte posterior de la pantorilla y la parte interna del pie. Cuando se afecta S1, la ciática muestra una distribución similar en el muslo y la pantorilla pero se irradia a la parte lateral del pie.

Son muy característicos los episodios de dolor recurrentes, es decir, que el paciente al que inicialmente se le pauta un tratamiento con corticoides intramusculares, mejora de forma importante. Sin embargo, es muy frecuente que recidive el dolor si el paciente no modifica su actividad laboral o si sigue “maltratando” la espalda.

5.-Problemas de cadera

La artrosis de cadera en el caso de pacientes de mayor edad, el choque fémoro-acetabular si es más joven, pueden causar dolor glúteo. Lo más frecuente es que cuando hay dolor debido a la articulación de la cadera, el dolor sea más bien inguinal. Otro signo característico es la dificultad para ponerse calcetines al perder movilidad, imposibilidad para cortarse las uñas de los pies. En los jóvenes suele provocar dolor al realizar deporte sobre todo fútbol o pádel donde se realizan rotaciones de cadera con mucha frecuencia, sobre todo al golpear al balón con el interior del pie o las continuas subidas y bajadas a la red.

El dolor suele ser bastante intenso y en ocasiones puede llegar a despertar por la noche. Suele ceder con analgésicos. Ojo porque puede confundirse con problemas de aductores y pasar desapercibido. El diagnóstico precoz es fundamental ya que evitaremos un mayor desgaste articular con el paso del tiempo.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios