Deportes

Un 'manotacillo' sobre la mesa

  • El argentino es un jugador interesante, al que le falta tomar protagonismo

Arzura, en el centro, saludando. Arzura, en el centro, saludando.

Arzura, en el centro, saludando. / j. alonso

Llevaba muchas jornadas sin ser titular liguero Arzura. El centro del campo fue la línea que más le costó montar a Fran Fernández, probó con los cuatro centrocampistas que tiene en la plantilla hasta que De la Hoz y sobre todo Eteki, tomaron el protagonismo necesario para nivelar al equipo. Desde entonces, al argentino no se le ha visto más, sólo en Copa del Rey ante el Reus. Aguza ha tenido más oportunidades que él, partiendo desde el banquillo.

La sanción de Eteki, posiblemente la revelación rojiblanca esta temporada, y la lesión del excordobesista le dieron la oportunidad de jugar un partido muy importante para los intereses de la UDA. Arzura formó pareja con De la Hoz y su actuación rozó el notable, como la de todo el equipo. El argentino ejerció más la labor de contención, permitiendo al cántabro contar con más llegada al área rival. Tal cual ocurre cuando actúa Eteki.

La labor de Arzura fue la correcta, bien posicionado, ayudando en los repliegues ante la subida de los laterales e incrustrándose entre los centrales cuando al equipo le faltaba fluidez a la hora de sacar el balón. Todo correcto, aprobado. Pero es cierto que no desprende como hace Eteki. Quizás no era el partido, pues en la vuelta al once siempre es mejor no complicarse la vida, pero en este equipo tal y como están las cosas, para ser titular hay que querer el balón y hacer que el conjunto juegue a lo que tú mandes.

Lo normal es que Eteki vuelva al once en Majadahonda, pero FF se ha dado cuenta de que en Arzura puede confiar.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios