Elecciones municipales

Giménez quiere trabajar para el progreso del pueblo

  • Imponen las medallas a toda la corporación en el primer pleno de investidura que se celebró en la provincia, a las nueve de la mañana

Francisco Giménez toma posesión como alcalde junto al resto de concejales . Francisco Giménez toma posesión como alcalde junto al resto de concejales .

Francisco Giménez toma posesión como alcalde junto al resto de concejales . / Rafael González. (Dalías.)

El socialista Francisco Giménez repitió la estampa de hace cuatro años cuando en el pleno de investidura tomó las riendas del municipio. Giménez repite una legislatura más como primer edil y ayer fue el inicio de este nuevo periplo, que ha logrado salvar gracias a un nuevo pacto con Izquierda Unida-Para la Gente. A las nueve de la mañana, Giménez era el primer alcalde de la provincia de Almería en tomar posesión de su cargo en el pleno municipal convocado para tal fin. Todos los concejales estaban preparados para el acto en el salón de plenos del Ayuntamiento, al que estaban invitados quienes quisieran asistir para ser testigo del momento. Todo transcurrió con normalidad y entre la corporación municipal, rostros de felicidad. Los ediles de la oposición estrecharon la mano al alcalde como inicio de la legislatura.

Este gobierno se ha gestado, tras conocer el resultado de las urnas el pasado 26 de mayo, en los mismo términos que en la legislatura anterior. El Partido Popular volvió a ser el partido más votado por los vecinos de Dalías en las elecciones municipales, pero la pinza de la izquierda ha logrado salvar la alcaldía y que el regidor socialista esté al frente del Ayuntamiento cuatro años más. La lucha entre Partido Popular y Partido Socialista ha vuelto a estar muy igualada en este pueblo, con los populares como vencedores pero otros cuatro años en la oposición. Resultaron vencedores en los comicios por un estrecho margen, con 785 votos por 710 de los socialistas. Ambas formaciones empataron con cuatro concejales, con el 35,80% de los votos para los populares y el 32,38% para los socialistas, por lo que ninguno tuvo mayoría por sí mismo y la situación obligaba a llegar a un pacto. IU-Para la Gente, con dos escaños, ha dado la alcaldía al PSOE como ya sucedió cuatro años atrás. Se puede decir que la estampa se vuelve a repetir como si de un deja vu se tratara. Cabe recordar que Ciudadanos estuvo a solo 38 votos de arrebatarle al PSOE un concejal, lo que habría cambiado casi por completo el tablero del juego.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios