Entrevista José Carlos Lupión Carreño - candidato pp berja “Merecemos la oportunidad de liderar la segunda modernización de Berja”

  • El candidato ‘popular’ lleva 16 años al lado de Antonio Torres y afronta el reto de sustituirlo manteniendo la alcaldía para el PP en la plaza virgitana

Imagen de José Carlos Lupión para la campaña electoral del PP virgitano. Imagen de José Carlos Lupión para la campaña electoral del PP virgitano.

Imagen de José Carlos Lupión para la campaña electoral del PP virgitano. / D. A.

–¿Con qué bagaje político llega para optar a la alcaldía de Berja?

–Empecé en 2003 con un grupo de personas ajenas totalmente a la política. En el 2003 Berja no estaba como debería. Un grupo de personas anónimas decidimos dar el paso, no conformarnos con la situación y entrar en política, cuando nunca habíamos tenido ni siquiera vocación. Nos presentamos faltando 2 o 3 meses a las elecciones y ya apareció Antonio Torres. En aquellas elecciones nos quedamos a solo 35 votos del todopoderoso PSOE, que llevaba gobernando 24 años. Logramos un porcentaje de votos para el PP que jamás había sacado en la historia. Visto aquello, estuvimos en la oposición, hicimos una oposición leal, con propuestas. Eso supuso que en 2007 lográramos una mayoría absoluta sobrada. Yo siempre he estado ligado al área de Fiestas y Tradiciones y he ocupado la portavocía del grupo; y en las dos legislaturas pasadas he sido teniente-alcalde.

"No es que Antonio Torres haya puesto el listón muy alto como alcalde, es que ha rallado la excelencia"

–¿Ha puesto Antonio Torres el listón muy alto en sus 12 años como alcalde?

–No es que lo haya puesto muy alto, es que ha rallado la excelencia. Nuestra motivación en 2003 era no conformarnos con cómo estaba Berja, que tenía y tiene unas posibilidades que son evidentes, y no se estaban aprovechando. Una época en la que los pueblos del entorno, de menor y mayor población, prosperaban a raíz de la bonanza económica y nosotros no lo hacíamos ni siquiera en época de bonanza. Muy al contrario, cada vez más endeudados, con servicios cada vez peores. Partiendo de ahí, la transformación que ha propiciado Antonio Torres y todos los que hemos estado con él desde el inicio es evidente. No solo se trata de obras, sino de saneamiento económico. Éramos un ayuntamiento con 16 millones de deuda y con todo por hacer. Teníamos la piscina que estaba abandonada, la Plaza de Abastos, la Plaza Porticada, el Paseo de Cervantes, el Teatro Municipal... todo estaba abandonado y con una deuda insostenible. Éramos deficitarios en servicios y con ruina económica. Antonio Torres y su equipo ha puesto al ayuntamiento en una situación económica envidiable, antes los bancos no querían saber nada de Berja y ahora nos llaman para decir “aquí estamos”. Por suerte no tenemos que pedir financiación y mantenemos los servicios muy por encima del nivel de población que tenemos. En cuestión económica, en infraestructuras, en ordenación, en generación de nuevos servicios…

"La única candidatura que tiene experiencia de gobierno es la nuestra. Personas que llevamos 12 años de gestión y que no hemos defraudado a la gente. En 2003 fuimos valientes y dijimos “hasta aquí hemos llegado”. Nuestra ventaja es la experiencia, que no la tiene nadie"

–¿Cuáles son los principales retos de Berja en los próximos años?

–Seguir la línea de crecimiento, consolidar los servicios y afrontar nuevos retos, que todavía hay unos cuantos. Hay que potenciar nuestro comercio, nuestra agricultura tiene todavía deficiencias que hay que solventar, tenemos que aprovechar el tirón de que la Junta de Andalucía por primera vez va a apoyar a Berja, que no ha sido la tónica hasta ahora. Y no hablo solo de nuevos servicios e infraestructuras, que las hay, por ejemplo la creación de un centro para personas con necesidades especiales, para el que ya tenemos incluso los terrenos; hay que finalizar las grandes obras que la Junta nos ha dejado empantanadas, como la variante noreste, que lleva 12 años parada y cuya paralización ha llegado a su fin. En resumen, seguir prosperando, buscar un futuro mejor para nuestras familias.

–¿Por qué deben votar los electores al PP de Berja?

–Hemos demostrado con hechos, y de ahí el eslogan de nuestra campaña, que sabemos gestionar. La única candidatura que tiene experiencia de gobierno es la nuestra. Personas que llevamos 12 años de gestión y que no hemos defraudado a la gente. En 2003 fuimos valientes y dijimos “hasta aquí hemos llegado”. Nuestra ventaja es la experiencia, que no la tiene nadie. Además hemos tenido la generosidad de muchos de los concejales que están en el equipo de gobierno y que han dado un paso al lado porque han entendido que su momento ha terminado, se van con la cabeza alta y el trabajo bien hecho y se da paso a personas nuevas. Tenemos una candidatura renovada al 90 por ciento, solo repetimos cinco personas con respecto a las anteriores. Por tanto tenemos experiencia, que no tienen otros, e ilusión renovada con las caras nuevas. Como pasó en 2003, se incorporan personas que vienen de la vida anónima del municipio y por tanto creo que nuestra candidatura no tiene ninguna fisura. Hemos demostrado que no estamos por ningún interés que no sea nuestro municipio y creo que merecemos una nueva oportunidad, para propiciar y liderar una segunda modernización de Berja.

–¿Estará abierto a pactar en el caso de que lo necesite?

–Yo tengo claro que por encima de todo está Berja, así que pasado el 26 de mayo habrá que ver qué panorama hay y a partir de ahí decir qué es lo mejor. Quizá lo mejor para Berja es no pactar con nadie y gobernar en minoría. Yo estoy convencido de que necesitamos un respaldo mayoritario de nuestros vecinos, pero en cualquier caso sabremos interpretar los resultados y el día 27 será el momento de sentarnos, cabeza fría y mirar por el interés de Berja.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios