Finanzas

Correos: el edificio más polémico en la historia de la capital ya está cerca de su final

  • El edificio propiedad de la Sociedad Estatal de Correos y Telégrafos. en plaza Juan Casinello, sale a subasta, hasta hoy tras nueve años cerrado por aluminosis

  • El futuro propietario tendrá que si se quiere dotar de uso a los suelos

  • Desde que fuera Colegio de Jesús, construido por encargo del sacerdote José Mª Navarro Daráx en 1894, hasta hoy, ha sido un enclave siempre envuelto por la polémica

Antiguo edificio de Correos, proyectado por Cuartara Cassinello en 1894 y demolido en 1967. Antiguo edificio de Correos, proyectado por Cuartara Cassinello en 1894 y demolido en 1967.

Antiguo edificio de Correos, proyectado por Cuartara Cassinello en 1894 y demolido en 1967.

El antiguo edificio de Correos, antaño sede central de la Sociedad Estatal en el centro de la capital (Plaza Juan Cassinello, 3) sale a subasta con un precio de salida de 1,756 millones de euros, tal y como adelantara Diario de Almería el pasado 28 de julio.

Y todo después del sorpresivo cartel que se colocara en la puerta de este inmueble aquel día, y donde se anunciaba su enajenación con un plazo de presentación de ofertas expira el próximo 24 de agosto. Este emblemático edificio fue cerrado definitivamente en 2011 por su peligrosidad, debido a la aluminosis que padece su estructura. Poco más de 40 años de un inmueble que ha pasado sin pena ni gloria por un diseño que nunca atrajo a los almerienses y que tuvo muchas voces críticas, ya que en este mismo emplazamiento se encontraba el que fuera Colegio de Jesús, una obra de 1.894 que algunas generaciones de capitalinos hoy recuerda, y para el que se utilizó piedra extraída de las canteras de Bayyana.

Una voz autorizada sobre la historia de la capital, como es el historiador y colaborador de este medio, Antonio Sevillano, seccionó en su día cual fue la historia de este lugar en el siglo XX, y recuerda como el derribo del antiguo Colegio constituyó una agresión gratuita e irreversible al patrimonio cultural, al paisaje y a la memoria sentimental de los almerienses. Este edificio, que llegó a albergar después de su experiencia docente la redacción y talleres del diario La Independencia, Diputación Provincial y la propia Sociedad Estatal Correos, “reunía suficientes méritos arquitectónicos para ser considerado Bien de Interés Cultural”.La pala terminó entrando y los entonces príncipes Dº Juan Carlos y Dª Sofía inauguraron el mamotreto que hoy conocemos en 1970.

Inmueble actual, descuidado, y con el cartel de subasta. Inmueble actual, descuidado, y con el cartel de subasta.

Inmueble actual, descuidado, y con el cartel de subasta. / Rafael González (Almería)

Además de la belleza del anterior inmueble, Antonio Sevillano recuerda como este emplazamiento ha sido protagonista de algunos sucesos que han marcado la historia contemporánea de la capital. El 21 de julio de 1936, el Batallón de Ametralladoras acuartelado en La Misericordia se alzó en armas contra la República con la ayuda de carabineros y algunos paisanos. Así lo resume Rafael Quirosa en ‘Política y Guerra Civil en Almería’: “El capitán Navarro Chacón y sus hombres, tras tomar Radio Almería, continuaron su avance y ocuparon el edificio de Correos y Telégrafos. La resistencia ofrecida por los guardias de Asalto allí destacados fue completamente nula…”.

El arquitecto Trinidad Cuartara Cassinello. El arquitecto Trinidad Cuartara Cassinello.

El arquitecto Trinidad Cuartara Cassinello.

Otro se produjo poco antes de su demolición, en 1966 y tras el acuerdo adoptado por el Ayuntamiento de trasladar la Central de distribución a la Estación, como paso previo a su derribo, el 19 de marzo de 1967, el entonces único periódico local informaba de que el nuevo edificio se pretendía construir en dos años: “El arquitecto, don Manuel Valdés Gámir (fallecido en Madrid en 2002), hombre joven y de grandes entusiasmos profesionales, ha concebido una obra que hermosee la plaza donde quedarán montados los servicios (…) Y, teniendo en cuenta la prestancia arquitectónica que desde comienzos del siglo proporcionó a este céntrico lugar el antiguo Colegio de Jesús… lo que pueda perder en orden a su actual tipismo lo ganará el nuevo edificio en la suntuosidad y modernidad que corresponde al rango que está adquiriendo Almería en su desenvolvimiento comercial y turístico…” Finalmente fue el edificio de dudoso diseño en su aporte a la armonía visual del centro que hoy todos los almerienses conocen y que dentro de poco dejará de existir.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios