Patrimonio

Las 'cartas de amor' no llegan al antiguo edificio de Correos

Edificio de Correos junto a la plaza Juan Cassinello con el cartel de subasta Edificio de Correos junto a la plaza Juan Cassinello con el cartel de subasta

Edificio de Correos junto a la plaza Juan Cassinello con el cartel de subasta / Rafael González (Almería)

A las 13:00 horas del lunes se cumplía el plazo de presentación de ofertas para hacerse con el edificio de Correos en la Plaza Juan Cassinello de la capital sin que alguien se haya interesado por el inmueble. La Sociedad Estatal de Correos hacía público el anuncio de enajenación por subasta del edificio el pasado 23 de junio, con un precio de salida de 1.756.500 euros. La edificación, muy deteriorada, cuenta con 3.876 metros cuadrados distribuidos en dos plantas sótano, una baja, primera, entreplanta, segunda y torreón de cubierta, pero, quizás, uno de los condicionantes que echa para atrás a posibles compradores sea la calificación del suelo.

El precio de salida del inmueble era de 1,7 millones de euros

Según lo expuesto en el pliego de condiciones del expediente, el solar en que se ubica el edificio, de acuerdo al Plan General de Ordenación Urbana de 1998 y su adaptación parcial a la LOUA (Ley de Ordenación Urbanística de Andalucía) aprobado definitivamente por el pleno del Ayuntamiento hace dos años, está clasificado como suelo urbano consolidado y calificado como dotacional público para servicios de interés público y social. Además, en el documento se señalan los posibles usos, así docente, deportivo, sanitario, asistencial, cultural, administrativo público, mercado de abastos, servicios urbanos, religioso, alojamiento o residencia de grupos sociales excluyéndose el uso hotelero, defensa y cárceles o cementerio. En 2013, Ayuntamiento y Correos firmaron un convenio urbanístico para el cambio de calificación del suelo, que se llevaría a cabo con la revisión del PGOU y por el que los terrenos afectados pasarían a ser suelo urbano no consolidado con la condición de ceder el 15% del aprovechamiento urbanístico o lo equivalente en metálico al Consistorio almeriense; si bien el nuevo plan general no ha salido adelante aún, es más, su aprobación fue suspendida en 2016 según se publicaba en marzo en el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía. Por otro lado, sobre el inmueble pende una orden de ejecución para su mantenimiento y seguridad, mediante algunas obras que no han sido ejecutadas.

Respecto a la subasta, Correos apunta que el expediente que se refiere a la misma se cierra por falta de ofertas quedando la subasta desierta. Pero esto no implica que la sociedad abandone su pretensión de deshacerse de su antigua sede central en Almería, ya que, tal y como detalla Correos a este diario, “se continúa con la enajenación del inmueble, iniciándose la fase de venta directa”. La sociedad facilita la información a todos los ciudadanos a través de su portal de transparencia.

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios