PESCA

FACOPE teme la pronta desaparición del 40% de la flota de arrastre en Andalucía

Barco de pesca de arrastre.

Barco de pesca de arrastre. / D.A

En el año 2000 la flota de arrastre en Andalucía la integraban 200 barcos, sin embargo en el año 2014 sólo 93, lo que significa que más de la mitad de estas embarcaciones desapareció. Una década después de esta bajada la flota andaluza de arrastre va a desparecer.

Este año 2023, los próximos días 10 y 11 de diciembre, se celebra en Bruselas el próximo Consejo de Ministros de la Unión Europea, que debatirá la propuesta presentada por la Comisión Europea, supone la desaparición de la Pesca de Arrastre en Andalucía.

Esta propuesta pretende paralizar la actividad de casi el 40% de las embarcaciones de Arrastre en Andalucía con la aplicación de recortes para este año que comienza, 2024, donde sólo se podrá pescar entre 120-130 días año, lo que imposibilita garantizar los puestos de trabajo existentes y la rentabilidad de las empresas pesqueras. 

Mari Carmen Navas, presidenta de la Federación Provincial de Málaga y directiva de FACOPE, explica que esta medida “dejaría a la flota unos 5 meses amarradas a puerto al no tener días para pescar, lo que se sabe que no es asumible por el sector y para la que no se han tenido en cuenta los informes socioeconómicos” y añade que “el Mediterráneo lo componen muchos más países y sólo se le está aplicando estas medidas a España, Francia y una parte de Italia”.

Esta medida, además, supone un “agujero negro en los puertos andaluces porque las lonjas dejarían de recibir una gran cantidad de especies que son muy necesarias, lo que supondría u duro golpe para la economía, no sólo del sector, sino de Andalucía” afirma Ignacio López Cabrera, vicepresidente de la zona Mediterránea de FACOPE.

López Cabrera advierte que “los ciudadanos tendrán que despedirse del producto de nuestras costas andaluzas y acostumbrarse a comprarlos importados de otros países, con todas sus consecuencias”.

La Federación Andaluza de Cofradías de Pescadores, FACOPE, está en contra de las afirmaciones y argumentos políticos, y no científicos, utilizados por la Comisión Europea para la elaboración de esta propuesta.

Los primeros interesados el cuidado y protección del medio marino son los pescadores, quienes realizan una pesca responsable y sostenible, con medidas de seguridad y de selectividad en la pesca de arrastre que garantizan la recuperación del caladero.

Con esta obligación de inactividad de la flota las Cofradías de Pescadores sufren unas pérdidas muy importantes por la escasez de productos derivados de la pesca arrastre.

Para Manuel Fernández Belmonte, presidente de FACOPE, “nuestra esperanza es que el Ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación del Gobierno de España, Luis Planas logre, en este periodo de negociación, paralizar esta decisión de la Comisión Europea para garantizar así la supervivencia del sector pesquero”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios