Cierre de la cementera de Gádor

Maroto espera que las próximas reuniones con Cemex sean fructíferas

  • La ministra de Industria reconoce que no tiene tanta "premura" como con Alcoa tras la retirada del ERE

Fábrica de Cemex en Gádor (Almería). Fábrica de Cemex en Gádor (Almería).

Fábrica de Cemex en Gádor (Almería).

La ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, espera que las próximas reuniones con Cemex sean fructíferas; así lo señaló en la Comisión de Industria que tuvo lugar ayer en la que dio explicaciones sobre el tema a petición del Grupo Parlamentario Popular en el Senado y en la que manifestó que si bien el Gobierno no tiene tanta premura como en el caso del desmantelamiento de las plantas de Alcoa por la ‘suspensión’ del ERE (expediente de regulación de empleo), sí quiere ser ágil para dar certidumbre a la situación de los trabajadores.

Maroto apuntó, que al igual que en las negociaciones para salvar las plantas de aluminio y el astillero La Naval, el Gobierno trabaja con discreción; así defendía su labor aunque no se diera a conocer cada movimiento.

La ministra, además de señalar la unidad de acción con todas las administraciones y que continúan las negociaciones con Cemex, anunció medidas para el sector cementero en general y que, por tanto, afectan a la empresa que opera en Gádor. Entre ellas, las medidas que se están ultimando para la industria electrointensiva y que tendrán carácter urgente y la defensa que hará el Gobierno ante la Unión Europea para la incorporación del sector cementero como receptor de ayudas compensatorias por los costes de emisiones indirectas de CO2 en el contexto de comercio de derechos de emisión de los gases de efecto invernadero. Por último, Maroto señaló que el 3 de diciembre firmarán la agenda sectorial del cemento.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios