Finanzas

La ministra Reyes Maroto mira con optimismo hacia el futuro de Gádor y Carboneras

  • Tras un año desde el cierre, la reindustrialización en el Bajo Andarax comienza en septiembre con dos proyectos; otros tres quedan a la espera

  • En el Levante, aún se están dando los primeros pasos

Cementera en el municipio de Gádor, ya cerrada. Cementera en el municipio de Gádor, ya cerrada.

Cementera en el municipio de Gádor, ya cerrada. / (Gádor)

Almería vive en este 2020 un año especialmente difícil a nivel económico, ya no solo por los efectos de la pandemia derivada por la COVID-19, que también, sino porque en paralelo se ha dado la coyuntura de que dos de sus industrias más importantes cierran sus puertas, provocando el ocaso del sector secundario en Almería.

Primero fue la cementera Cemex en Gádor, cuyo cierre se anunciaba en octubre de 2018 y ya en noviembre del mismo año un centenar de trabajadores sufrían un ERTE que ponía fin a esta industria del Bajo Andarax, a lo que hay que añadir otros 300 empleos indirectamente. El otro caso que ha terminado de sepultar a esta actividad económica en la provincia es el de la central térmica de Endesa en Carboneras, con 113 empleos directos y más de 150 indirectos, producto del proceso de descarbonización de la firma energética.

Central Térmica de Endesa en Carboneras. Central Térmica de Endesa en Carboneras.

Central Térmica de Endesa en Carboneras. / (Carboneras.)

La radiografía empresarial de la provincia que vienen realizando los distintos agentes empresariales, tales como la Cámara de Comercio y Asempal no ha dejado de alertar del déficit estructural del sector secundario y han planteado la necesidad de implementar un plan estratégico para la industrialización a través de políticas de impulso con las que favorecer actividades de industria auxiliar de la agricultura, mármol, tecnología alimentaria, energías renovables y agua, biotecnología, logística y cinematográficas. Se supone que estos están ya planteados para ambos casos, y en el caso de Gádor, por el tiempo que hace de su cese, más que fraguados. Sin embargo, la realidad es que en cementera de la multinacional mexicana Cemex avanzan a un ritmo desigual en su ejecución.

Fruto de la presión de los trabajadores y agentes sociales de Gádor, se creó una mesa de reindustrialización para el municipio con Gobierno y Junta de la que brotaron cinco proyectos. Pues bien, a día de hoy, solo dos, los referentes a las plantas de tratamiento de áridos y la planta de hormigón, prevén su puesta en marcha en el mes de septiembre, mientras que los otros tres, que acumulan una mayor generación de puestos de trabajo, se encuentran paralizados desde hace más de un año.

Momento de la firma del Plan de Reindustrialización en Almería con la ministra Reyes Maroto. Momento de la firma del Plan de Reindustrialización en Almería con la ministra Reyes Maroto.

Momento de la firma del Plan de Reindustrialización en Almería con la ministra Reyes Maroto. / Rafael González (Almería)

En este sentido, 'Diario de Almería' ha podido conocer de la propia ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, en qué punto se encuentra este Plan de Reindustrialización gadorense. “Identificamos algunos proyectos cuando Cemex nos trasladó el cierre. Estamos trabajando con la Junta de Andalucía para encontrar financiación suficiente para poder desarrollar estos proyectos, espero que se puedan sustanciar en los próximos meses”, explica la responsable de la cartera de Industria, quien reconoce que “no es fácil reindustrializar ámbitos en los que necesitamos un tiempo de desarrollo de los proyectos tractores. Cemex cerró dos plantas, en Gádor y Lloseta. En el caso de Lloseta hemos conocido que la UE nos financia 10 millones euros para el desarrollo de una planta de hidrógeno, y en Gádor estamos con un proyecto en el ámbito de las renovables”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios