La Confederación Hidrográfica del Guadalquivir y del Segura gestionarían los recursos conjuntamente

El acuífero de Sierra de María puede pasar a depender de dos confederaciones

  • La comarca de Los Vélez ve con buenos ojos esta idea para salvaguardar su masa de agua subterránea

Reunión celebrada en el Ayuntamiento de Vélez Blanco con los presidentes de las Confederaciones Hidrográficas de Guadalquivir y Segura. Reunión celebrada en el Ayuntamiento de Vélez Blanco con los presidentes de las Confederaciones Hidrográficas de Guadalquivir y Segura.

Reunión celebrada en el Ayuntamiento de Vélez Blanco con los presidentes de las Confederaciones Hidrográficas de Guadalquivir y Segura. / Diario de Almería (Velez Blanco)

“Solo buscamos la supervivencia”, aseveraba Pascual Soriano, presidente de la Asociación por la Defensa del Agua en Los Vélez, hace unos meses sobre las acciones que están llevando a cabo para que paren las extracciones directas por parte de empresas lechugueras al acuífero de Sierra de María-Sierra de Orce-Llanos de Cúllar, fenómeno al que apuntan como causa directa, convencida y comprobada de la disminución de los caudales de estos manantiales históricos en Vélez Blanco, Vélez Rubio, Chirivel y María.

Desde aquellos días, fiestas en Vélez Blanco, poco ha cambiado, la vida sigue igual. Sin embargo, el pasado viernes tuvo lugar una reunión de la que no ha trascendido nada hasta este momento pero que puede marcar el devenir de la situación de sequía que vive la zona. Los presidentes de las confederaciones Hidrográficas del Guadalquivir y del Segura, Manuel Romero y Mario Urrea, respectivamente, en cita presidida por el subdelegado de Gobierno en Almería, Manuel de la Fuente, y los alcaldes de los cuatro municipios, además del propio Pacual Soriano, presidente de la Asociación. Por parte del representante del Guadalquivir, Confederación que gestiona este acuífero, la postura sigue inamovible: los sondeos no repercuten en el estado del acuífero e insisten en que este goza de buena salud. Sin embargo, y por primera vez, “desde la Confederación del Segura apuntan a que sí podría ser una causa, no la afirman, pero tampoco la descartan por completo”, cuenta el alcalde de Vélez Blanco, Antonio Cabrera.

Manifestación en octubre de 2016 por la defensa del agua de Los Vélez. Manifestación en octubre de 2016 por la defensa del agua de Los Vélez.

Manifestación en octubre de 2016 por la defensa del agua de Los Vélez. / rafael gonzález

En este punto, el colectivo y los representantes municipales pidieron a los responsables de ambas demarcaciones la posibilidad de que sean ambas las que gestionen el acuífero de cara al futuro, y no solo la del Guadalquivir, con el objetivo de que sean los técnicos y especialistas de ambas cuencas los que controlen su estado y se encarguen de velar por su supervivencia. Esta petición fue acogida por parte de Romero y Urrea de buen grado, ya que geográficamente esta masa de agua podría pertenecer a cualquiera de los dos ámbitos. De hecho, avisaron de que próximamente desde el Gobierno se desarrollará una reestructuración de las competencias en materia de acuíferos, momento idóneo, por tanto, para disponer este nuevo orden.

Por otro lado, cabe recordar que los hidrogeólogos que trabajan con la Asociación emitieron un estudio que confrontaba con el llevado a cabo por la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir, que contradice unas pruebas en las que sí establecen la causa y efecto extracciones-sequía.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios