Coronavirus Almería El campo en Almería no se resiente por falta de personal

Los trabajadores del campo se han convertido en un gremio indispensable en esta crisis sanitaria. Los trabajadores del campo se han convertido en un gremio indispensable en esta crisis sanitaria.

Los trabajadores del campo se han convertido en un gremio indispensable en esta crisis sanitaria.

En estos momentos de pandemia global por el coronavirus y que ha obligado a la mayor parte de Gobiernos del continente a confinar a los ciudadanos de los distintos países en sus hogares para frenar la curva de contagios, además del sanitario, hay un sector y un enorme colectivo de trabajadores detrás de sí que tienen en su mano el bienestar de la población en estos momentos tan delicados. Y no es otro que el primario, fundamental para abastecer de alimento y cuya labor ahora, con la práctica totalidad de las actividades económicas paralizadas, es vital.

Sin embargo, el sector primario en general y el agrícola en particular, está viendo como el encierro de la población está provocando la falta de mano de obra para desarrollar la recolecta en muchos puntos de la geografía del país. No hay nada más que ver el caso de la provincia de Huelva, con la recogida de la fresa. En este sentido, uno de los principales temores es la carencia personal, especialmente en los cultivos de hortalizas y frutas de verano, cuya campaña recolecta se inicia en pocas semanas. Para algunos de ellos, se estima que es necesario incorporar hasta un 40% de trabajadores, pues muchos han quedado confinados o no pueden incorporarse a España a causa del cierre de fronteras. En la provincia onubense, con los cultivos de fruto rojo que emplea, necesitan unos 15.000 temporeros marroquíes de los que depende en buena medida para este trabajo, como viene siendo habitual cada campaña.

El agro cuenta con una mano de obra inmigrante y nacional estable en la zona y comprometida

Para paliar esta situación, la consejera de Agricultura de la Junta de Andalucía, Carmen Crespo, plantea la necesidad atender la propuesta que Freshuelva, la asociación sectorial de los productores y comercializadores de fresas onubense, e Interfresa, la Asociación Interprofesional de la Fresa Andaluza, realizan con el fin de preservar el tejido productivo y retomar la actividad con normalidad y que se concreta en tres iniciativas: fijar una indemnización para la no recolección de la cosecha en fresa; refinanciar el pasivo de los empresarios agrícolas a coste cero y con garantías para los nuevos préstamos de campaña e inversión; y el aplazamiento o condonación del calendario de pagos impositivos previsto: IRPF, Sociedades o cotizaciones sociales.

Este precario contexto que se viven en otros lugares no se da en la provincia de Almería, llamada la ‘despensa de Europa’, un modelo que centrado principalmente en la horticultura intensiva cuenta con personal suficiente para realizar la cosecha, ya que la mayor parte de trabajadores que desarrollan esta labor viven en la propia provincia. Así lo aseguran fuentes consultadas por Diario de Almería dentro del sector, caso de la asociación de cooperativas Coexphal, que engloba el 80% de la producción almeriense. Por su parte, aseguran que aquí no está sucediendo por es se trata de un modelo de producción anual. La campaña almeriense va de septiembre hasta final de agosto, y por lo tanto, no se trata de una agricultura estacional.

Sí puede haber algún problema con el inicio de la fruta de hueso en distintas comarcas

Además, se trata de un modelo que tiene su base en la explotación familiar, que no suele abarcar más de dos o tres hectáreas por finca, y por lo tanto no se precisa de tanta mano de obra por unos meses limitados, sino casi el mismo personal durante toda la campaña.

“Nuestros agricultores siempre se han preocupado de tener una mano de obra (inmigrante y nacional) lo más estable posible, afincada en la zona y comprometida con ella”, explican desde Coexphal.

Las organizaciones agrarias van en la misma línea, al igual que las cooperativas y alhóndigas consultadas, que no están teniendo problema alguno de abastecimiento por el momento por un problema de personal desde los agricultores. “No hay constancia de problemas de mano de obra en estos momentos, otra cosa es el caso de la fruta de hueso que comenzará pronto”, explican desde Asaja en un contexto en el que la campaña de primavera comenzará en pocos días. De hecho, ya están saliendo las primeras partidas de sandía y melón, principalmente de la comarca del Poniente Almeriense.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios