Finanzas

El sector pesquero muestra su descontento por la gestión del arrastre y pide al Gobierno que plante cara a Bruselas

  • El Consejo de Ministros ha acordado reducir un 7,5% los días de pesca, que al final se traduce para este año en un 8,3%

  • Este ajuste se suma al ya hecho el pasado año del 10%

Los pescadores piden al Gobierno que ponga encima de la mesa en la próxima reunión en Bruselas medidas que mitiguen los compromisos adquiridos con la Comisión Europea. Los pescadores piden al Gobierno que ponga encima de la mesa en la próxima reunión en Bruselas medidas que mitiguen los compromisos adquiridos con la Comisión Europea.

Los pescadores piden al Gobierno que ponga encima de la mesa en la próxima reunión en Bruselas medidas que mitiguen los compromisos adquiridos con la Comisión Europea. / Javier Alonso (Almería)

El director General de Pesca y Acuicultura, con su equipo técnico ha mantenido una reunión con los representantes de FACOPE y FAAPE, para analizar los acuerdos adoptados en el pasado Consejo de Ministros de Pesca de diciembre en relación al Plan de gestión de arrastre Mediterráneo Occidental y las medidas que se les exigen para implantar a lo largo de este año y que afectarán a 93 embarcaciones de Andalucía.

En la reunión mostraron su descontento por los acuerdos adoptados en el citado Consejo de Ministros, en el que, como primera e inmediata medida se acordó reducir un 7,5% los días de pesca de las embarcaciones, que al final se traduce para este año un 8,3%, máxime cuando el propio Ministerio se había comprometido con el sector en defender ante Bruselas ningún tipo de reducción de días para el 2021. A este ajuste viene a sumarse la reducción de más del 10% que ya se ha hecho el año pasado. Este año, además de forma voluntaria la flota de arrastre de Andalucía va a realizar una parada biológica de dos meses en vez de uno, lo que supone un ajuste de más de 1.800 días menos de pesca. Hay que recordar además, que la flota andaluza parte cada principio de año, con respecto a la de Francia o Italia, con 55 días menos por barco cada año, puesto que la flota española solo puede estar en la mar 12 horas al día, frente a la de ambos países que lo hacen 15 horas.

Los acuerdos del Consejo se han basado en informes científicos extemporáneos que no tienen en cuenta las medidas que la flota ya puso en marcha tras la entrada en vigor del Reglamento de demersales del Mediterráneo el 1 de enero de 2020 y que supuso un gran ajuste de esfuerzo y un cambio profundo en el sistema de gestión de la pesca.

El compromiso adicional suscrito por el Ministro con el Comisario de Pesca añade mayores medidas restrictivas al sector de arrastre de Andalucía imponiendo el establecimiento de más zonas de cierre  permanentes y temporales a las ya existentes. Algo inasumible por el sector pesquero andaluz dadas las características de su plataforma pesquera y los cierres de zonas que ya se pusieron en marcha el pasado año. Además estas nuevas áreas conlleva alrededor de ellas una restricciones de pesca junto a las mismas.

Además, el Ministerio acordó en ese compromiso con la Comisión Europea, informar antes del 30 de junio sobre otras medidas de selectividad de las artes que utilizan los barcos. El sector pesquero siempre ha estado y estará de acuerdo en estudiar medidas más selectivas para proteger a los juveniles y a los reproductores, de hecho, ya presentaron hace unos meses un proyecto de estudio de modificación del arte de arrastre, pero medidas reales que de alguna manera puedan garantizar la rentabilidad de las empresas y los puestos de trabajo. "Es imposible que antes de esa fecha el Ministerio pueda tener información sobre medidas selectivas sobre el arte que puedan ser efectivas y asumibles por el sector pesquero, por lo que se solicita al Ministerio la ampliación del periodo de estudio y análisis para todo este año 2021", apunta el sector en un comunicado.

A todo esto hay que unir la delicada situación por la que atraviesa, al igual que otros sectores económicos, el pesquero por la pandemia que azota a nivel mundial y que ha provocado la ralentización de algunos canales de comercialización y la paralización casi total de otros, como el Horeca, que está poniendo en serios problemas la viabilidad de las empresas y, consecuentemente, sus pescadores y el resto de actividades conexas.

Es necesario que el Ministerio ponga encima de la mesa en la próxima reunión medidas que mitiguen todos estos compromisos adquiridos con la Comisión Europa, teniendo en cuenta que las mismas afectarán al sector de arrastre y de forma directa al resto de la comercialización de los productos pesqueros en los distintos puertos andaluces, ya que en muchos de ellos el arrastre  es la columna vertebral de la comercialización pesquera. 

 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios