Cultura

José Ruiz realiza a base de rafia la Iglesia de Nuestra Señora del Rosario

  • Este hombre de 82 años lleva unos veinte trabajando el esparto, habiendo realizando el Castillo de Santa Ana y el Faro de Roquetas · La obra la tiene expuesta en su casa en la calle Casablanca

Hace un año justo, José Ruiz Villegas, un hombre nacido en La Mojonera, pero que lleva muchos años viviendo en Roquetas de Mar exponía por primera vez sus trabajos en esparto. Fue en el Faro de Roquetas y realmente aquella muestra donde aparecía el Faro y el Castillo realizados con estos materiales tuvo un enorme eco.

Tras acabar la exposición, José Ruiz se puso a trabajar en la pieza más compleja que ha realizado hasta ahora y que acaba de concluir. Se trata de la iglesia de Nuestra Señora del Rosario, patrona de Roquetas. "He estado un año trabajando de forma incansable para hacer esta gran obra", comenta Ruiz.

A sus 82 años, muchos de sus vecinos en la calle Casablanca están fascinados con esta obra. De hecho, la tiene justo en la entrada y a José le encanta explicar como ha ido realizando la iglesia pieza a pieza a base de rafia convertida en tomiza.

"Cuando iba a misa me iba quedando con los detalles y luego llegaba a casa y me ponía a trabajar", comenta. Y es que Ruiz Villegas considera que 'hacer la iglesia era algo bastante complejo. He hecho la iglesia, la casa del cura, los salones parroquiales. El campanario es muy vistoso y no ha resultado tan complicado como al principio parecía".

La iglesia tiene su techo de madera, que además es movible para poder ver el interior, que es muy curioso. En el interior ha incluido el alta mayor, incluso ha puesto tres imágenes, entre las que se encuentra la Virgen del Rosario y ademas ha colocado los bancos de la iglesia. Realmente es una auténtica obra de arte, que ha realizado José Ruiz con mucho trabajo y paciencia.

Y es que José Ruiz tiene muy claro que 'este tipo de cosas se están perdiendo con el paso del tiempo, es muy complicado que los jóvenes de hoy aprendan a trabajar con la rafia y con el esparto, puesto que tiene muchísimas piezas realizadas a esparto.

En su casa, que hay un verdadero museo, se encuentra el Castillo de Santa Ana y el Faro de Roquetas. "El Castillo me llevó dos años de trabajo, porque no resultaba fácil hacerlo, pero me puse manos a la obra, y con paciencia salió".

También en su casa hay muchos utensilios que se utilizaron en las faenas del campo en otro tiempo. Con tan solo 16 años hizo una capacha para llevar el almuerzo. Eso fue lo primero que hizo con esparto, ya que había aprendido a hacer algunas cosas con esparto con un tío suyo.

También ha realizado la casa donde nació José Ruiz en La Mojonera. "Un día me puse e hice la Casa donde nací con madera de marquetería. Y además hice las distintas habitaciones que se pueden ver, ya que el techo se puede abrir a través de unas bisagras y se puede ver exactamente como era esa casa, que estaba ubicada en La Mojonera".

Con 16 años, José Ruiz Villegas se puso a trabajar en las Salinas de Roquetas de Mar. Ha estado 45 años dedicado a su trabajo en las salinas, habiéndose jubilado como encargado general".

Aunque durante muchos años apenas hizo caso del esparto, y luego hizo muy pocas cosas, fue en el año 1988 cuando se jubila y se dedica a un invernadero, cuando tiene tiempo para ponerse a trabajar el esparto. 'Recuerdo que hice un botijo y luego hice un juego de café". Ha llegado a hacer con esparto un bikini y también tiene unas calabazas forradas con una red de esparto. Hay serones que se utilizaban con los burros para el transporte de mercancías, una albarda y unas aguaderas.

De momento, ilusiones no le faltan a este hombre que dice que tiene ya 82 años y medio, goza de buena salud y cuenta con tres hijos. "Me gustaría hablar con el alcalde de Roquetas, Gabriel Amat, para ofrecerle todo este material que he hecho, con el fin de que si algún día se abre un Museo que pueda haber un espacio donde se pueda exponer. Realmente, la obra merece ser expuesta en un Museo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios