En el cambio está la evolución, dice una bonita canción llamada Dibujo en el aire. Esperemos que esta frase que canta en dicho tema Chambao, el grupo de La Mari, se cumpla con la UD Almería, como cuando llegó Alfonso García. Por el momento, pese a la incertidumbre de ver qué pasará ahora que el club, en otras manos después de cerca de 17 años en las del murciano, no pinta mal el asunto. Turki Al-Sheikh y compañía parecen ir muy enserio, sería una estupidez que no lo hicieran después de soltar unos 27 millones de euros para quedarse con la entidad, aunque a los niveles económicos que debe moverse el saudí, la UDA bien podría ser su juguete, aunque me da que, por suerte, ese no es el caso de este jeque, que ya ha dado una buena ayuda económica para el equipo de LaLiga Genuine. No ha venido a perder el tiempo, aunque las cosas de palacio van despacio, y Al Sheikh, de palacios precisamente, sabe mucho. Un proyecto como el que se empieza a intuir que pretende llevar a cabo el nuevo propietario de la UDA no se hará efectivo de la noche a la mañana, todo lleva su proceso y hay que realizar muchos cambios. Ya está forjando su organigrama, adaptando a su gente a sus nuevos cargos, haciendo contactos con las autoridades de la ciudad e incluso planteando ciertas mejoras para el Mediterráneo. Ha traído a un cuerpo técnico nuevo, como se veía venir, y en breve, cuando todo esté en regla, los jugadores que están en el punto de mira de Drudi pasarán de ser rumores a convertirse en una realidad, aunque hay poco margen teniendo en cuenta que la competición está a la vuelta de la esquina. Pero no queda otra, hay que tener paciencia, aterrizar en un club y ponerlo a velocidad de crucero en dos días no es para nada fácil y tampoco creo que sea recomendable. Habrá cambios pequeños, otras grandes, unos se harán esta semana y para ver otros pasará una temporada entera, pero los habrá. Lo que espero que haya tenido en cuenta el jeque es que lo que sería conveniente cambiar, y con urgencia, es el diseño exterior del autobús del equipo. Por favor, Turki, nos merecemos algo mejor que eso.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios