Libertad Quijotesca

Cuba, máscara y rostro

Reinaldo Arenas tuvo coraje y enfrentó sin mascara la dictadura de Cuba

Ternura. Una inmensa ternura y respeto me inspira escuchar la cubana voz del poeta Reinaldo Arenas Fuentes (13 de julio de 1943 Holguín, Cuba -7 de diciembre de 1990 Nueva York) R.A. se quitó la vida. Sonetos desde el infierno: "Todo lo que pudo ser, aunque haya sido, jamás ha sido como fue soñado. El dios de la miseria se ha encargado de darle a la realidad otro sentido". Escritor, dramaturgo y opositor a la dictadura comunista impuesta por el egocéntrico Fidel Castro en la isla de Cuba desde 1959. Arenas se opuso a la voluntad y barbarie totalitaria del sátrapa Castro, por lo tanto, fue perseguido con ferocidad por defender la libertad. Vivir con dignidad. Encarcelado, torturado y privado de todas sus pertenencias, desde la casa donde vivía, hasta sus manuscritos. Nunca se rindió a la injusticia. En 2018 se publicó en Argentina Inferno Poesía Completa, Editores Argentinos, con prólogo de Juan Abreu "Los que tuvimos la dicha y el honor de conocerlo y acompañarlo, sabemos que simbolizó todo lo que debe esperarse de un creador: absoluto compromiso con su obra, amor a la libertad por sobre todas las cosas, integridad intelectual, coraje, fe en la página en blanco como patria posible". Queridos lectores el infierno es un lugar de este mundo. Lo construye siempre la necedad y soberbia humana por el poder. No olvidemos nunca lo que escribió Tácito en el siglo I d. C. "La ambición de dominio es más ardiente que todas las demás pasiones". El pueblo de Cuba ha salido a las calles este mes de julio para exigir libertad. La pandemia del covid-19 ha contribuido a llevar al colapso la crónica situación de miseria material e intelectual, de hambre física y de libertad de pensamiento, de falta de recursos para cubrir las necesidades de vida más elementales. Decía R.A. que "Lo más odioso que se padece allí es precisamente la impotencia ante la injusticia. No vamos a pensar que en cualquier lugar del mundo no hay injusticia, puede haberla. Pero la posibilidad de señalarla ya es un consuelo". Para sobrevivir en la dictadura hay que "Convertirse en un actor permanente, hasta el punto, que hay mucha gente que no sabe cuál es su rostro y cuál es su máscara". Los cubanos lo tienen muy difícil porque el régimen es especialista en represión. Además, el castrismo viene sirviendo de coartada para dulcificar el totalitarismo comunista. Que Reinaldo nos ampare.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios