Abierto de Noche

Síndromes

Viendo la película se sufre el estrés de que cuando termine volverá el estrés de no saber que hacer. Dormir, tal vez soñar

El verano y el trabajo. El trabajo y las vacaciones. Las vacaciones y el verano. Cuántas vacaciones. Dónde. Cómo. Dónde vas a pasar las vacaciones. No tienes vacaciones (pregunta). Díítas. Asueto. Descanso. Relax. Las vacaciones de no hacer nada por la mañana y lo mismo por la tarde. Ja. Antes se decía playa o montaña (pregunta). Ahora se dice playa o eres un pringao (pregunta). La mejor vacación es un domingo en casa con las persianas prácticamente bajadas y el aire acondicionado levemente puesto. Todos por supuesto prefieren tostarse (quemarse) mientras discuten y conviven con otros ambiciosos de sol y suciedad. Pensar en trabajar ya da estrés y por eso trabajar da estrés y por eso estar sin hacer nada también da estrés. Los profesionales de crear el estrés donde no lo hay (los psicólogos) ya definen y diagnostican el estrés prevacacional, el estrés vacacional y el estrés postvacacional. Lo llaman síndrome y permite que siempre tengan pacientes. Antes de empezar las vacaciones (si las hubiera) ya se aprecia el síndrome prevacacional ya que el trabajo quema de por sí, es el síndrome de burn-out (os lo juro, un sindicalista de ir de la manifa al sillón y del sillón a la manifa lo explicó diciendo que su nombre se debe a un tal Burnout, que estaba muy quemado) (chiste). Para salir del quemado (burn-out) del trabajo nos metemos en el quemado del sol. Por lo que salimos del síndrome prevacacional y entramos en el síndrome vacacional, en el que debido al estrés alcanzado en el trabajo, en las vacaciones se sufre estrés porque no se tiene estrés, pero de igual modo la cuenta atrás para volver al trabajo genera el síndrome casi postvacacional. Y perturba el sueño que junto al calor va quitando capas al sentido de la vida y retuerce el estrés persiguiendo metros de playa mientras un viento de levante hace volar la sombrilla protectora y desmonta todo el espejismo. Tienen tics nerviosos e ideas negativas, llegan a pensar que si no estaban mejor en la oficina sin el estrés de pensar a dónde van a ir o qué van a hacer está tarde porque antes estaba claro lo que iban a hacer, trabajar. El cine de verán es una evasión temporal. Ponen una película de los problemas laborales de un estresado y claro, elegimos el doctor extraño y en los multiuniversos. Viendo la película se sufre el estrés de que cuando termine volverá el estrés de no saber que hacer. Dormir, tal vez soñar.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios