Crematorio

Aún no había cambiado los dientes, que se quedaron empujando, pugnando por salir en una boca desdibujada por el hambreUno se sorprendía de lo fácil que era subir la escalera cuando la reali-dad era que la estaba bajando.

Expedito

Llegó rendida a casa, tras un día agotador, su vientre plano, delataba no haber albergado vidasQuerido Zamarrón, vuelve al museo de cera o quédate para sufrir. O ponte de perfil indolente y deja de ser tú y sé como ellos.

Los canapés

Caminaba sola. Bajo un cielo gris y lluvioso. Los labios apretados, conteniendo su boca un torbellino de besos retenidosJLos canapés son muy importantes en los eventos y los eventos son importantes en las personas.

Asnadas

Desde que la vi, tímida, y casi más emocionada que yo, supe que la querría siempre. Era una preciosa adolescentePero nadie explica en el día del libro, no hay mejor ocasión, que la lectura es una cuestión de progreso.

Otra vez

La primera y única vez que asistió al colegio aprendió las letras y las operaciones aritméticas más básicasUna parada interminable espera antes del final, y al final estás como al principio. Otra vez, una vez más.