El reportaje

La Alpujarra contra el voto de Santiago (11)

  • El Memorial/Informe es de gran interés, pues encontramos acertadas consideraciones reflejo, de una parte, del pensamiento sobre el Voto de Santiago

La Alpujarra contra el voto de Santiago. La Alpujarra contra el voto de Santiago.

La Alpujarra contra el voto de Santiago.

Estando el Pleito (tratado en los diez artículos anteriores) en la Sala para su "Vista", por la Santa Iglesia de Compostela y los Concejos Alpujarreños se presentaron sendos escritos, para que "se tuviesen presentes al tiempo de su Vista, para los efectos que hubiese lugar en derecho". La Sala los admite y manifiesta: "estos son los instrumentos nuevamente presentados por una y otra parte".

Simultáneamente el licenciado Agustín Gutiérrez elaboró un Memorial/Informe defendiendo a los Concejos Alpujarreños, consignando: "aunque, el haberse impreso Memorial ajustado de este Pleito, nos excusa de hacer una prolija narrativa de su contenido, no por ello se puede evitar el que, para la mayor inteligencia y claridad de este Informe, hayamos de sentar y suponer aquella preámbula noticia de el hecho, que se requiere, para inferir y concertar las reflexiones y discursos, en que consiste la justicia de estas partes".Estando el Pleito (tratado en los diez artículos anteriores) en la Sala para su "Vista", por la Santa Iglesia de Compostela y los Concejos Alpujarreños se presentaron sendos escritos, para que "se tuviesen presentes al tiempo de su Vista, para los efectos que hubiese lugar en derecho".

La Sala los admite y manifiesta: "estos son los instrumentos nuevamente presentados por una y otra parte". Simultáneamente el licenciado Agustín Gutiérrez elaboró un Memorial/Informe defendiendo a los Concejos Alpujarreños, consignando: "aunque, el haberse impreso Memorial ajustado de este Pleito, nos excusa de hacer una prolija narrativa de su contenido, no por ello se puede evitar el que, para la mayor inteligencia y claridad de este Informe, hayamos de sentar y suponer aquella preámbula noticia de el hecho, que se requiere, para inferir y concertar las reflexiones y discursos, en que consiste la justicia de estas partes".

La Sala los admite y manifiesta: "estos son los instrumentos nuevamente presentados por una y otra parte"

El Memorial/Informe es de gran interés, pues junto a los planteamientos jurídicos encontramos acertadas consideraciones reflejo, de una parte, del pensamiento sobre el Voto de Santiago y, de otra, de los nuevos tiempos.En la introducción el letrado refiere varios Privilegios y Reales Cédulas:- "Privilegio del Señor Rey don Ramiro", 25 mayo 834.- "Privilegio de los Señores Reyes Católicos", 15 mayo 1492.- "Real Cédula obtenida por la Santa Iglesia", 1511.- "Real Cédula obtenida por la Ciudad y Reino de Granada", 1515.- "Segunda Real Cédula obtenida a pedimento del Reino de Granada", 1525.

"…Los arrendadores y cogedores de dicho Voto, contra el tenor e verdadero entendimiento de dicho Privilegio y Declaratoria, molestaban a los vecinos de esta Ciudad y su Reino, porque muchas de las labores de él son de poca cantidad, e en habiendo uno labrado con su yunta su haza, la presta o alquila a otro, e después a otros, y los dichos cogedores cobraban de cada uno media fanega, de lo cual acaecía el que de una yunta se pagaban en un año muchas medias fanegas, y lo mismo acaecía con el que no tenía más que una bestia y la alquilaba o prestaba para hacer yunta, que también le pedían media fanega, lo cual era en quebrantamiento de dicho Privilegio.En adelante los dichos cogedores, ni otra persona alguna, no pudiese pedir ni cobrar, de cada yunta con que se labrare, más de media fanega en un año, aunque con ella labren muchas personas en diversas veces, alquilándola o prestándola toda entera, o la una bestia de ella".En vista de lo cual, en esta Segunda Real Cédula se mandó y declaró: "… aunque una o dos o más personas labren con sólo una yunta muchas e diversas veces en un año, que no sean obligados a pagar por más de una yunta, con que en ello no haga fraude ni cautela alguna".

El licenciado Agustín Gutiérrez indica que esta "Cédula o Provisión se halla original en el Archivo de esta ciudad de Granada

El licenciado Agustín Gutiérrez indica que esta "Cédula o Provisión se halla original en el Archivo de esta ciudad de Granada… También se advierte que en el Memorial impreso, que hizo el relator, no puso esta Cédula o provisión, ni de ella hizo mención alguna.- "Ley del Reino", 1537.Ordenaba y mandataba, respecto al cobro del Voto de Santiago, “… no se haga novedad de lo que antiguamente se acostumbró hacer”.- "Pleito seguido por la Santa Iglesia contra el Partido de Alpujarras", 1603-1630.Según el licenciado Agustín Gutiérrez las cosas se mantenían de acuerdo con lo anterior, hasta que:La Sala los admite y manifiesta: "estos son los instrumentos nuevamente presentados por una y otra parte"., de los que no teniendo yunta propia labraban con yuntas prestadas, alquiladas, a torna obrada, o por otro modo.

Y, por haber resistido esta novedad los concejos y vecinos del Partido de Alpujarras, se querelló de ellos en esta Corte la parte de la Santa Iglesia en el día 19 de abril del año pasado de 1603, afirmando estar en posesión de cobrar dicha cuartilla de grano… Se pronunciaron Sentencias de Vista y Revista absolviendo a los Concejos de la demanda puesta por parte de la Santa Iglesia, a quien se le reservó su derecho para el Juicio de la Propiedad.Y, de dichas sentencias se despachó Real Carta Ejecutoria en favor de los Concejos de Alpujarras año de 1630.Los Autos de este litigio no han parecido en el Oficio de Cámara a que correspondían…".Para evitar dificultades y conflictos se adoptó una solución intermedia que fue cobrar una cuartilla.

"De esta media vía nació la facilidad en la cobranza y se excusaron las molestias de los pleitos en la liquidación de lo que pertenecía pagar a cada uno, en los cuales podía acontecer, las más veces, que en las costas de ellos quedaban los que habían de pagar el Voto, más gravados que si hubieran de pagar por entero media fanega…".La cuestión no quedaba totalmente clara, especialmente en lo referente a labrar con yunta propia, alquilada, o/restada y cuántos lo realizan y cómo.Se hacen curiosas observaciones: "… Es cosa cierta, que una yunta siendo de bueyes lo más que puede labrar son doce o catorce fanegas, y siendo de mulas o caballos, aunque trabajando continuamente, se labra algo más, como siendo útiles para otros servicios, no se ocupan siempre en esto; lo ordinario es que trabajan menos que los bueyes, y ninguno que siembra peujar, por la mayor parte, deja de sembrar de cinco a seis fanegas".

Faltaba ocuparse del terreno no apto de ser labrado con bueyes, por su configuración y geomorfología.La situación con sus oscilaciones se mantenía, siempre con cierta confusión, hasta que, ya bien avanzado el siglo XVIII, de nuevo la Iglesia de Santiago pretende: "Según los títulos y privilegios con que se halla, debe cobrar en aquel partido de las Alpujarras media fanega del mejor grano, por cada yunta, de todos los que labran y cogen en él, ya lo hagan con yuntas propias, o con prestadas, alquiladas, a torna peón, o por otro modo". Los concejos se oponen el pleito se hace inevitable.El licenciado Agustín Gutiérrez afirma: "no sólo no tiene la dicha Santa Iglesia Título, ni Privilegio alguno para ello sino, que los que ha presentado y de que se vale, le obstan y perjudican, y de ellos mismos se deduce lo contrario de lo que pretende'".

El Informe elaborado por el letrado, exceptuando la Introducción ya tratada, consta de dos Puntos, "en el primero se probará que la dicha Santa Iglesia no tiene Título ni Privilegio alguno para fundar la pretensión, que ha deducido en su demanda; y en el segundo se procurará satisfacer a las réplicas y argumentos que de contrario se forman". De estos trataremos, especialmente de las reflexiones y planteamientos del licenciado Agustín Gutiérrez, en los próximos artículos.

"Sobre la nulidad o validación de los censos y memorias y obras pías y demás gravámenes impuestos sobre los bienes de población"

Otros pleitos de los vecinos de las alpujarras Granada, 27 enero 1706.Francisco Valero de la Mota, Protector de la Real Hacienda de Población del Reino de Granada. A la vista de la Real Cédula Ejecutoria, expedida por Su Majestad y el Real Consejo de Castilla en Sala de Justicia 25 septiembre 1705, "ganada de pedimento de los señores deán y cabildo de la Santa Iglesia de esta ciudad de Granada, la de Almería, Guadix y otras comunidades eclesiásticas y eclesiásticos particulares y el Excelentísimo Señor Duque del Infantado". PLEITO "Sobre la nulidad o validación de los censos y memorias y obras pías y demás gravámenes impuestos sobre los bienes de población".

El Auto de revista, Madrid 26 mayo 1705, confirma el Auto de vista del Consejo dado en este Pleito 12 noviembre 1703:"Los Censos impuestos, y Fundaciones de Obras Pías, y Mayorazgos, en las suertes de población, que se dieron a los pobladores primeros de las villas y lugares, se declara deben subsistir solamente en los frutos y rentas que de ellos procedieren, y no en las propiedades, que son del directo dominio de Su Majestad…"

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios