PATRIMONIO

Hallan una jarra vidriada del siglo XIII en muy buen estado en Mojácar la Vieja

  • El hallazgo ha sorprendido a los arqueólogos porque la pieza está prácticamente completa

Arquóloga excava para extraer la jarra vidriada en Mojácar la Vieja. Arquóloga excava para extraer la jarra vidriada en Mojácar la Vieja.

Arquóloga excava para extraer la jarra vidriada en Mojácar la Vieja. / Emilio Aramburu

El yacimiento de Mojácar la Vieja, cerro en el que se asentaba la ciudad al menos hasta el siglo XIII, sigue desvelando su secretos gracias a la excavación que llevaba a cabo este mes MemoLab-Laboratorio de Arqueología Biocultural, perteneciente a la Universidad de Granada.

Este miércoles surgió un nuevo ‘tesoro’ de sus entrañas. Se trata de una jarra vidriada del siglo XIII en muy buen estado de conservación, ya que está casi completa.

Una de las arqueólogas muestra la jarra hallada. Una de las arqueólogas muestra la jarra hallada.

Una de las arqueólogas muestra la jarra hallada. / Diario de Almería

El director de la excavación, José María Martín Civantos, ha destacado la rareza del hallazgo ya que “aunque encontramos muchos restos cerámicos, suelen ser solo fragmentos, ya que el abandono del asentamiento no fue repentino, sino programado. Por ello, los habitantes se habrían llevado consigo sus pertenencias, por lo que es raro encontrar piezas completas”, explica.

La jarra se encontraba en la zona próxima a la puerta de acceso al recinto amurallado, a poco más de un metro de profundidad. Esto habla del buen estado de conservación del yacimiento, ya que según Martín Civantos “no ha sido muy dañado por el expolio”.

Precisamente en esta zona del cerro se están logrando desenterrar importantes estructuras. Ya es completamente visible la que fue puerta de acceso al castillo, con forma acodada y en rampa. Asimismo, ha aparecido una vivienda muy bien conservada, junto a otra que ya fue excavada en año pasado y que se piensa que podría acoger a la guardia de la ciudad.

Otros hallazgos realizados en esta primera quincena de la exacavación se sitúan en la cima del cerro, donde se ubica un aljibe de grandes dimensiones. Allí los arqueólogos han encontrado un pequeño patio de armas, un horno y varios silos. En esta parte superior habría en su día dos torres habitables.

En cuanto al perímetro amurallado de la vieja ciudad medieval, Martín Civantos asegura que han localizado otras tres nuevas torres defensivas, por lo que, por el momento, habría catorce.

Cabe recordar que, dentro de las actividades de esta segunda campaña de excavación se realizan visitas guiadas los domingos, en inglés y español. Además, cualquier personas puede ser arqueólogo por un día.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios