Rioja

El colegio de Rioja fue quemado por niños de 13 años

  • El CEIP Antonio Devalque abre de nuevo sus puertas este miércoles gracias a los trabajos realizados durante los días festivos

El director del colegio muestra parte de los daños causados. El director del colegio muestra parte de los daños causados.

El director del colegio muestra parte de los daños causados.

La Plaza Ocho de Marzo de Rioja presentaba este martes a primera hora un ambiente mucho más frío del que se presuponía que debía de tener, ya no solo por la bajada de las temperaturas propias de la hora y de la estación del año, sino porque los alumnos de Educación Secundaria del CEIP Antonio Devalque no habían podido acudir a clase a causa del incendio que en la tarde del viernes causó destrozos en el centro.

La presunta autoría se ha atribuido a dos menores de 13 años que ya han sido identificados por la Guardia Civil y que, según fuentes de la Comandancia, son “inimputables”, aunque se dio traslado de los hechos a la Fiscalía de Menores para que valore la situación de ambos y decidir si procede adoptar medidas de protección.

Desde la misma plaza, frente a las puertas del Teatro Municipal Federico García Lorca y el Aula Experimental de Arqueología Mariano Sánchez Hernández y junto a la pequeña capilla de la Asociación de Vecinos del Barrio de La Ermita dedicada a la Virgen del Carmen, el árbol de Navidad permanece, como las luces navideñas que cuelgan entre el Teatro y algunas viviendas, a la espera de que sean retiradas, una vez finalizadas las Navidades. Lo que prima ahora es recuperar el funcionamiento del colegio, asaltado el viernes por las llamas.

Sí estarán abiertas las puertas del centro ya este miércoles. La evaluación de daños por parte de la Delegación de Educación, a pesar de que oscilará entre los 7.000 y los 10.000 euros solo en daños materiales -a lo que habrá que sumar el coste de las tareas de pintura y las horas del personal municipal que trabajaba hasta ayer a última hora en la puesta a punto del edificio-, ha sido menor de lo que se temía, gracias en parte a la rápida intervención de los operarios que dieron la voz de alarma al ver una humareda saliendo de una de las ventanas del centro y trataron de sofocarlo a la espera de la llegada de los Bomberos, apenas unos instantes después de que, al parecer, dos personas salieran en bici de la zona, calles de poco tránsito y sin salida.

La previsión era la de que las clases se reanudaran la próxima semana, pero según explicaba este martes a Diario de Almería el director del Antonio Devalque, José Luis Romera, “el personal ha estado trabajando en los días festivos y ha acelerado el proceso”.

El equipo de sonido del centro quedó calcinado El equipo de sonido del centro quedó calcinado

El equipo de sonido del centro quedó calcinado / Rafael González (Rioja)

La biblioteca ha sido la gran afectada del incendio. Los autores del fuego rompieron los cristales de una de sus ventanas y prendieron fuego a la cortina. A su falda se encontraban equipo de sonido, altavoces y ordenadores. Los equipos informáticos y teclados han quedado inutilizados y solo se han salvado, por poco, los monitores. Los altavoces han estado crujiendo todo el fin de semana. Las estrellas y planetas que decoraban las estanterías se consumieron por el fuego. Su reapertura ha sido pospuesta sine díe. “Por suerte, las estanterías son gruesas y no terminó de afectar a los libros del interior”, relata Romera, ya que “hubieran sido combustible suficiente para tirar abajo el edificio”.

También fue afortunado el hecho de que el fuego no llegara al pasillo y de allí a un tanque con casi 1.000 litros de gasoil con el que funciona la calefacción del centro, ni que a través de los conductos de la misma o de la red Wi-Fi llegara a la planta superior, donde se encuentra el laboratorio de ciencias, que alberga algunos productos inflamables.

El alumnado se congregó en la tarde del mismo viernes en la puerta del colegio para expresar su malestar por lo sucedido. Este miércoles a primera hora habrá otra concentración en el patio a la que acudirán alumnos, familiares, profesores y personal del Ayuntamiento y en la que se leerá un comunicado para condenar los hechos.

La normalidad volverá este miércoles al Antonio Devalque, aunque Romera afirma que tienenmiedo. “En el municipio ha habido actos de vandalismo en farolas o fuentes, pero nunca habían actuado contra el centro; puede tratarse de una chiquillada, pero generalmente no se llega tan lejos”, reconocía el director.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios