Visita Antonio Jiménez El Ejido Docentes y familias muestran su incertidumbre al delegado de Educación en El Ejido

  • La imposibilidad de mantener las distancias entre las mesas en el interior de las clases, principal preocupación de los padres, tal como ha comprobado el delegado en su vista al CEIP Miguel Servet de Balerma

  • "Nosotros estamos haciendo un esfuerzo, hemos incorporado a 392 profesores en la provincia y seguiremos haciendo todo lo que esté en nuestras manos", afirma Antonio Jiménez

Una maestra charla con el delegado de Educación en el CEIP Miguel Servet de Balerma. Una maestra charla con el delegado de Educación en el CEIP Miguel Servet de Balerma.

Una maestra charla con el delegado de Educación en el CEIP Miguel Servet de Balerma. / Anyo

Hay muchas ganas de que los niños regresen al colegio, pero también mucha incertidumbre en los docentes y miedo en las familias. Así se lo han manifestado esta mañana profesorado y representantes de padres y madres al delegado de Educación de la Junta de Andalucía, Antonio Jiménez, que ha visitado en El Ejido uno de los últimos centros ampliados en la provincia de Almería, el CEIP Miguel Servet de Balerma. Jiménez se muestra cauto, aunque optimista de cara al inicio del curso, que se iniciará de forma escalonada en la jornada de mañana jueves 10 de septiembre, con un refuerzo de 392 profesores en la provincia.

"Todos los padres vendremos con miedo; aunque intentas integrar en tu vida diaria las medidas de seguridad por la pandemia, por ejemplo cuando sales a la compra, luego vamos a meter a los niños en unas clases en las que en la mayoría no se podrá mantener la distancia de seguridad, y eso nos preocupa", asegura la representante del AMPA del Miguel Servet, Gádor Gutiérrez, que junto a otros padres y madres y el equipo directivo del centro se han reunido con el delegado y le han manifestado la "necesidad de que se bajen las ratios".

La distancia entre mesas es mínima en algunas aulas. La distancia entre mesas es mínima en algunas aulas.

La distancia entre mesas es mínima en algunas aulas. / Anyo

Las ratios. Esa es la principal preocupación de familias y profesores. En Balerma habrá en torno a 24 niños por clase. El propio Jiménez ha comprobado cómo en algunas aulas, tal como le ha explicado la directora, Magdalena Sánchez y miembros del equipo docente del colegio, las mesas están demasiado juntas, porque no hay más espacio. "Nosotros estamos haciendo un esfuerzo, hemos incorporado a 392 profesores en la provincia y casi 4.000 en toda Andalucía; sabemos de la necesidad de hacer posibles desdobles y aligerar el número de alumnos en las clases y por ello se está negociando con los sindicatos para llegar hasta donde podamos e intentar bajar las ratios", ha explicado el delegado, quien reconoce "la lógica incertidumbre" de familias y docentes, aunque también afirma que "en los colegios que estamos visitando encontramos muchas ganas de empezar, que los niños vuelvan a las clases". Al hilo, añade que "ya ha habido un refuerzo y seguiremos haciendo todo lo que esté en nuestras manos. Nos hemos regido por las normas de Salud: mascarillas, hidrogel, ventilación y grupos de convivencia escolar".

Señalización en los pasillos del colegio de Balerma. Señalización en los pasillos del colegio de Balerma.

Señalización en los pasillos del colegio de Balerma. / Anyo

Los protocolos de actuación en el caso de que se registren positivos dependerán en gran medida del papel del servicio de Epidemiología en la comisión creada con motivo del regreso a las clases, según ha explicado Antonio Jiménez: "ellos son los que tienen que tomar la decisión cuando haya contagios. Si hay sospechas está el coordinador COVID y a los alumnos se les aislará, se llama a las familias y se activa el protocolo; ese alumno va al pediatra y el pediatra lo evalúa y se decide si se hace la PCR; una vez tengamos esos resultados habrá que aislar el grupo de convivencia escolar y eso lo determina Epidemiología, por eso tenemos que tener los contactos limitados; una vez que tengamos un caso sospechoso, se debe saber a qué alumnos hay que aislar. Se pueden cerrar dos aulas, tres aulas, el centro… eso será Epidemiología en función de la información que le pase el centro sobre el número de contactos. Si hay que cerrar un aula 10 días, o 20… eso será Salud la que tome esa decisión. No somos sanitarios, somos docentes y vamos de la mano en esto con Salud".

Colaboración del Ayuntamiento

En la visita realizada al CEIP Miguel Servet de Balerma ha estado presente la concejala de Educación del Ayuntamiento de El Ejido, Julia Ibáñez, quien ha intentado ofrecer certidumbres a las familias: "quiero enviar un mensaje de tranquilidad a los padres porque se van a redoblar esfuerzoss mientras dure la situación y sea necesario; desde el Ayuntamiento agradecemos el esfuerzo impresionante de los equipos directivos, profesores, ampas y familias para conseguir entre todos la vuelta al cole segura. Es una responsabilidad colectiva, de toda la comunidad educativa y todos tenemos que aportar nuestro granito de arena".

Marcando zonas para evitar aglomeraciones en la entrada y salida de alumnos. Marcando zonas para evitar aglomeraciones en la entrada y salida de alumnos.

Marcando zonas para evitar aglomeraciones en la entrada y salida de alumnos. / Anyo

Según la edil ejidense, "en esa línea de colaboración del Ayuntamiento hemos realizado un esfuerzo organizativo muy importante en cuanto al plan de limpieza y desinfección, vamos a pasar de las 258 horas diarias a mas de 400 este año. En los colegios con aula matinal empezaremos a las 8:30 con una persona hasta las 12 y luego con esa limpieza habitual de las tardes; y en los de mas de 450 alumnos habrá dos personas de forma permanente. La limpieza y desinfección es fundamental para los protocolos y haremos desinfección semanal en zonas comunes y patios".

El delegado quiso agradecr la colaboración de los ayuntamientos en las semanas previas al inicio de las clases y lo que ha de venir durante el curso. Según Julia Ibáñez, y por lo que respecta a El Ejido, "hemos colaborado con algunos centros en la señalización interior y exterior; vados en las puertas de los colegios para conseguir espacios seguros y no haya aglomeraciones; y algo importante: apertura de algunas puertas en algunos centros para que en algunos que entraban y salían 600 alumnos por la misma puerta se reduzca prácticamente a la mitad". Además de esto, apunta, "también se ha ofrecido formación adecuada para los conserjes. En la línea de tender la mano a la delegación, es el momento de remar todos en la misma dirección y por supuesto lanzar un mensaje de tranquilidad a los padres: comprendemos perfectamente la incertidumbre y el miedo, pero se han adaptado perfectamente los centros, el esfuerzo impresionante que se ha hecho me da tranquilidad como madre"

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios