Entrevista Francisco Góngora - Alcalde de El Ejido “Sólo podremos doblegar la curva con altísimas cuotas de responsabilidad”

  • El alcalde de El Ejido sostiene que lo peor de la crisis sanitaria “todavía está por llegar”

  • “Debemos de intentar evitar el confinamiento, pero eso implica medidas de restricción”

Francisco Góngora, alcalde de El Ejido. Francisco Góngora, alcalde de El Ejido.

Francisco Góngora, alcalde de El Ejido. / D. A.

–¿Cómo considera que ha sido la respuesta municipal ante el gran desafío que ha supuesto la pandemia en El Ejido?

–Desde el primer minuto estamos llevando a cabo un trabajo muy serio y responsable, lo que nos ha permitido contener e incluso bajar el número de nuevos contagios. Además, han descendido en más de un 70% las incidencias detectadas por el grupo de rastreadores COVID-19, a través de las llamadas de seguimiento, por incumplimiento de la cuarentena tanto por positivos como por negativos convivientes o con contacto estrecho; y ha bajado el porcentaje de nuevos contagios entre la población extranjera, que era algo que nos preocupaba.Además hay que reconocer la gran labor, y la coordinación, con Delegación de Salud, Distrito Sanitario y Hospital de Poniente y la solidaridad de la sociedad ejidenses que respondió en los peores momentos de la primera ola de la pandemia con un comportamiento ejemplar y con la confección de material de protección.Desde que se inició la crisis sanitaria, no hemos escatimado en ir implementando medidas de todo tipo para poner freno a la pandemia, como el refuerzo de la limpieza y desinfección en zonas públicas y de mayor tránsito peatonal; el establecimiento de un plan específico también de limpieza y desinfección en los centros educativos tanto durante la jornada lectiva como después de ésta; la puesta en marcha de campañas de concienciación, megafonía y reparto de material informativo en diversos idiomas a través de los equipos de informadores dirigidas tanto a la población en general como a la extranjera; un programa de control y seguimiento de los casos COVID a cargo de la Policía Local y la concejalía de Servicios Sociales; Policía Local de paisano para garantizar el cumplimiento de las medidas; la realización de cribados en ‘puntos calientes’; o la puesta en marcha de una solución habitacional, entre otras.

"Desde que se inició la crisis sanitaria no hemos escatimado en ir implementando medidas de todo tipo"

A todo ello sumamos que hemos desarrollado una aplicación interna de geolocalización de positivos de COVID-19. La App ha incorporado la opción de cruzar los datos con el Padrón Municipal para verificar el domicilio de la persona positiva y nuevos mecanismos de filtro y segmentación de la información por domicilio, edad, sexo, fecha o periodo de tiempo y características socio sanitarias.Pero, no obstante, es una situación muy complicada

–¿Qué incidencia cree que ha tenido en los rebrotes la gran presión migratoria con la que cuenta el municipio? ¿Cree acertadas todas las medidas que han adoptado en relación al colectivo de inmigrantes?

–Desde el momento en el que Salud nos empezó a enviar los listados pudimos detectar que 7 de cada 10 casos de nuevos positivos en El Ejido procedían de población inmigrante, y a día de hoy le hemos dado la vuelta a esa situación. Ante esos datos, nos pusimos a enfocar los esfuerzos hacia ese colectivo, pisando el acelerador con un Plan de Contingencia orientado a los ciudadanos que presentan una barrera idiomática y que tienen más vulnerabilidad, ya que muchos de ellos desconocían el alcance de la pandemia. Hemos contado con la gran colaboración del colectivo árabe y con un grupo de trabajo muy bien coordinado entre las diferentes áreas y la Policía Local, y junto a Hospital, Distrito Poniente y la Delegación de Salud.

"Siete de cada diez positivos eran de población inmigrante y le hemos dado la vuelta a esa situación”

–Con los datos que tiene, ¿Ha pasado lo peor de la segunda ola en el municipio? ¿Hubo o hay riesgo de decretar medidas de confinamiento?

–No ha pasado lo peor. Lo peor, me temo, está por pasar. No debemos de bajar la guardia. Todavía tendremos que estar un tiempo conviviendo con el virus, por tanto, se hace más que necesario seguir extremando las precauciones, continuar aunando esfuerzos por parte de todos y que continúe existiendo la máxima coordinación por parte de todas las administraciones. Solo con altísimas cotas de responsabilidad podremos contener la curva y evitar el peor escenario sanitario y económico. Debemos tratar de evitar el confinamiento si es posible, pero ello implica medidas de restricción, mucha coordinación entre administraciones y responsabilidad individual.

–En el aspecto económico el ‘roto’ de esta crisis es mayúsculo para los ayuntamientos. ¿A cuánto asciende la ‘factura’ en El Ejido?

–La pandemia ha supuesto tener que redoblar esfuerzos para destinar importantes recursos económicos a la contención de su evolución en la medida de nuestras posibilidades como, por ejemplo en desinfección, limpieza y adquisición de material de protección. Todas las medidas han supuesto unos sobrecostes derivados de la lucha contra el COVID que pasa ya de los 3 millones de euros. Por este motivo, elevamos una moción a Pleno donde solicitábamos al Gobierno de España que permitiera a los Ayuntamientos en situación de riesgo financiero, que presenten superávit y remanente de tesorería para gastos generales, así como un período medio de pago a proveedores que no supera el plazo máximo de pago establecido en la normativa de medidas de lucha contra la morosidad en las operaciones comerciales, destinar al menos parcialmente, su superávit a financiar inversiones que deben ser financieramente sostenibles o a financiar gasto de 2020 y 2021.

"La ’factura’ debido a los sobrecostes de la lucha contra el COVID supera ya los tres millones de euros”

–¿Está afectando mucho al tejido productivo y a las familias ejidenses esta crisis?

–La situación de crisis derivada del COVID-19 ha afectado a nivel general a todos los ámbitos socio-económicos y, por tanto, a numerosas empresas, pymes y autónomos. Hay sectores muy afectados, como el de alojamientos, el pequeño comercio, la hostelería, servicios… debido a las restricciones impuestas por las autoridades sanitarias y los gobiernos autonómico y central como medida de prevención frente a la propagación de la pandemia.Sin restar gravedad a la situación, el sector agrícola está sirviendo de colchón a la crisis. Y es que al tratarse nuestro sistema productivo de un sector primario y básico ha sufrido algo menos las consecuencias de esta pandemia. Es más, se ha seguido produciendo al mismo ritmo que se venía haciendo y, por tanto, se ha garantizado el abastecimiento de los mercados de Europa y España, llegando así a las mesas de los consumidores con la misma calidad, salubridad y seguridad alimentaria que siempre ha caracterizado a la agricultura ejidense.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios