Encierro en defensa de las playas de Balerma "Llevamos horas sin comer y hemos recibido amenazas y coacciones"

  • Cuatro vecinos de Balerma se encierran en el Servicio Provincial de Costas en defensa de sus playas

  • Piden ver al subdelegado y soluciones de emergencia para el litoral

  • “No nos atienden, nos coaccionan y llevamos horas sin comer”

Cuatro vecinos de Balerma se encerraron ayer en las dependencias del Servicio Provincial de Costas, en Almería capital, en una acción en defensa de las playas de Balerma y fruto, arguyen, de “la desesperación y el hartazgo” por la situación de regresión del litoral. Anoche permanecían encerrados y dispuestos a pasar su primera noche, aunque también temerosos de que en cualquier momento fueran desalojados, tal y como les advirtió la Policía Nacional, personada a mediodía en las oficinas.

La intención de estos vecinos, encerrados a titulo personal, era ser recibidos por el subedelgado del Gobierno, para exponerle dos exigencias: que la obra en el Paseo Marítimo de Balerma se haga sin que se pierdan metros del mismo; y una solución de emergencia para las playas de Poniente y de Las Cuevecillas, gravemente afectadas por la erosión. En Las Cuevecillas han denunciado reiteradamente, al igual que ha hecho el Ayuntamiento de El Ejido, que hay varias explotaciones agrarias en grave riesgo de derrumbe, por el avance del mar. Ayer ni siquiera fueron recibidos por nadie durante todo el día.

“No somos delincuentes, somos balermeros normales que estamos cansados de esta situación y hemos decidido plantarnos en Costas”, afirman. “Estamos denunciando nuestro hartazgo y desesperación ante la dejadez y el engaño de la Administración

“No somos delincuentes, somos balermeros normales que estamos cansados de esta situación y hemos decidido plantarnos en Costas”, afirman. “Estamos denunciando nuestro hartazgo y desesperación ante la dejadez y el engaño de la Administración. Hemos visto cómo en otros lugares se han hecho escolleras, se han hecho espigones y esto es ya una tomadura de pelo”, sostiene Fran Fernández, uno de los encerrados y portavoz de la Plataforma por la Defensa de Balerma, que lleva mucho tiempo poniendo este problema encima de la mesa, sin soluciones por el momento.

Es por ello que solicitan que en el próximo Consejo de Ministros se apruebe una actuación de emergencia para estas dos playas, así como que se aporte la arena necesaria para la temporada estival, que ya ha comenzado en Balerma. Las máquinas, de momento, no han comenzado a actuar en las obras del paseo marítimo, que fueron paradas por las protestas de los vecinos semanas atrás.

Una vez que se cerraron las oficinas de atención al público a las 14:00 horas, y tras ser advertidos por la Policía Nacional de un posible desalojo “por las buenas o por las malas”, los vecinos siguieron en su interior sin que nadie apareciese. Únicamente un vigilante de seguridad permaneció con ellos, pero aseguran que no les permitieron recibir comida de otros vecinos que, en solidaridad con ellos, permanecían a las puertas. “Llevamos 11 horas sin comer y hemos recibido amenazas y coacciones, dicen que nos van a denunciar, pero de aquí no nos movemos” afirmaban a las 21:00 horas.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios