Daños agricultura El granizo arrasa con más de 2.000 ciruelos y parras en Doña María

Acumulación de granizo en una finca ubicada en Las Tres Villas. Acumulación de granizo en una finca ubicada en Las Tres Villas.

Acumulación de granizo en una finca ubicada en Las Tres Villas. / D. A.

Una importante descarga de granizo sacudió este domingo 19 de abril por la tarde algunas zonas de la Comarca de Nacimiento, tal como informaba en su edición de ayer este diario, siendo especialmente intensa en la localidad de Doña María. La descarga virulenta de agua y pedrisco duró en torno a veinte minutos, un tiempo más que suficiente para dañar los principales cultivos de la zona. Especialmente afectados estuvieron productores de ciruela y uva, según explicó a este diario la alcaldesa de Las Tres Villas, Virtudes Pérez. “Ha arrasado con más de 2.000 ciruelos y con numerosas parras”, se lamentó.

Varios agricultores y productores consultados por este diario ayer mostraron su preocupación por los estragos que la inclemencia meteorológica ha podido causar, además, en almendros, olivos y cerezos, cultivos leñosos que constituyen las principales producciones de la zona. Hasta dentro de tres o cuatro días, explican, no tendrán la certeza, aunque lo que sí saben ya es que después de la descarga del domingo “hay mucha almendra en el suelo”.

Los productores de almendra temen que el momento del ciclo de estos cultivos en el que se ha producido la granizada posibilite importantes pérdidas y que se haya perdido parte de la producción ya cuajada en los árboles. En el caso de los olivos, la incidencia puede ser también importante pese a estar “en la fase prematura de floración”, advierte un agricultor de Doña María. “Aquellas extensiones cuyos olivos estén actualmente en esta fase es muy probable que sufran pérdida de cosecha”, añade.

Basta con echar un vistazo a alguno de los vídeos colgados en redes sociales por vecinos de la zona para comprobar la magnitud del fenómeno, que no puede considerarse inesperado ya que la zona se encontraba en alerta amarilla por fuertes lluvias. De hecho, la alerta se extendía a prácticamente toda la provincia, aunque fue en algunos pueblos de la comarca del Nacimiento donde más fuerte descargó el agua y el granizo. En otras localidades, como Abla, Abrucena o Fiñana, lo peor de las lluvias apenas les tocó.El pedrisco, además, se acumuló en un tramo de la autovía A-92, generando un manifiesto peligro para los conductores que transitaban por la zona en ese momento.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios