JOYA NATURAL

En la mina de Pulpí podría haber geodas aún más grandes

  • Los expertos creen que, dadas las condiciones del lugar, podría albergar otras formaciones de gigantesco tamaño

Geoda partida en Pulpí, la segunda mayor de Europa. Geoda partida en Pulpí, la segunda mayor de Europa.

Geoda partida en Pulpí, la segunda mayor de Europa. / Rafael González

La Mina Rica de Pilar de Jaravía hace honor a su nombre. No solo porque en su día de ella se extrajeran hierro, plomo y plata, sino porque es una catedral llena de joyas naturales.

Además de la geoda gigante, la estrella de la colección, sin dudas, la montaña está repleta de otras formaciones. El visitante puede apreciar, entre otras, la que es la segunda geoda más grande de Europa, aunque está rota, pues los mineros la destrozaron durante sus labores. Tiene unos cuatro metros.

Pero es que además, los expertos no descartan que, escondida aún a los ojos del hombre, existan algunas geodas incluso más grandes que la gigante que se descubrió en 1999. “Por las características de las fallas que hay, es una posibilidad real”, explica José María Calaforra, investigador de la Universidad de Almería.

De hecho, en 1999 la geoda se halló cuando el Grupo Mineralogista de Madrid retiró un cristal de yeso y, tras él, apareció el importantísimo hallazgo: una geoda de unos 8 metros de longitud por 2 metros de altura recubierta de enormes cristales de yeso.

Pero con o sin geoda, la mina en sí es espectacular, tal y como explica el geólogo Francis Fernández Amo: “la galería más espectacular aún no se ha condicionado; tiene unos 40 metros solo y culmina en una geoda rota por los mineros, pero donde tienes cristales por encima de ti e incluso los entibados están realizados con cristales de yeso, en lugar de piedra como es habitual;¡tiene paredes de cristal!”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios