Reto solidario

Apadrinar un pingüino para luchar contra el cáncer

  • El teniente médico roquetero Óscar Garrido anima a la solidaridad desde el remoto Polo Sur

  • Los ‘padrinos’ lo son de forma simbólica, sin que tengan que aportar ninguna cantidad económica para ello, ya que es una tercera entidad colaboradora la que se encarga de la donación en su nombre

Rececpión a Óscar Garrido antes de partir hacia el Polo Sur Rececpión a Óscar Garrido antes de partir hacia el Polo Sur

Rececpión a Óscar Garrido antes de partir hacia el Polo Sur / D. A.

Óscar Garrido llegó a la Antártida en su calidad de teniente médico del ejército español portando una bandera de su municipio, Roquetas de Mar, que recibió de manos del alcalde Gabriel Amat poco antes de enrolarse en la prestigiosa misión científica ‘Campaña Antártica’, que este año cumple su trigésima segunda edición. Orgulloso de su pueblo y de sus vecinos, ahora este militar roquetero anima desde tan remotas tierras, a sus vecinos y a los almerienses en general, a que se unan a un reto eminentemente solidario, y que busca como principal objetivo contribuir a la investigación contra el cáncer.

Garrido, con la bandera de Roquetas que recibió de manos de Gabriel Amat Garrido, con la bandera de Roquetas que recibió de manos de Gabriel Amat

Garrido, con la bandera de Roquetas que recibió de manos de Gabriel Amat / D. A.

Para ello, y de forma gratuita, lo único que hay que hacer es apadrinar un pingüino de los muchos que, a diario, observa el militar roquetero destinado en el Polo Sur, concretamente en la Base Antártica Gabriel de Castilla del Ejército de Tierra. Los ‘padrinos’ lo son de forma simbólica, sin que tengan que aportar ninguna cantidad económica para ello, ya que es una tercera entidad colaboradora la que se encarga de la donación en su nombre. Por cada animal apadrinado, dicha entidad aporta una cantidad de dinero.

si se consigue alcanzar los 5.000 apadrinamientos, la entidad colaboradora donará dinero por cada uno de los mismos, unos fondos que irán destinados de forma íntegra a la lucha contra el cáncer

La idea es sencilla y redunda en beneficio directo para la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC). Se trata únicamente de pensar un nombre para el pingüino en cuestión, rellenar un sencillo formulario alojado en internet y recibir el diploma acreditativo por el gesto. Según informa el propio teniente Garrido, si se consigue alcanzar los 5.000 apadrinamientos, la reseñada entidad donará dinero por cada uno de los mismos, unos fondos que irán destinados de forma íntegra a la reseñada lucha contra el cáncer, y sin que exista un tope máximo de apadrinamientos, por lo que cuantos más se consigan formalizar, mayor será la cantidad conseguida.

No existe un tope máximo de apadrinamientos, por lo que cuantos más se consigan formalizar, mayor será la cantidad conseguida

Esta campaña solidaria también ofrece la posibilidad a aquellos que lo desean de realizar una donación de motu proprio a través del gesto de apadrinar, que se sumaría a la aportada en su nombre por la entidad en cuestión.

Para formalizar los apadrinamientos es necesario rellenar el formulario que se aloja en la siguiente dirección web: https://sede.defensa.gob.es/acceda/apadrinamiento/, ubicada en el sitio oficial del Ministerio de Defensa. Una vez se accede al mismo únicamente hay que aportar el nombre del padrino, su ciudad, el nombre que se le quiere dar al pingüino y una dirección de correo electrónico, en la que se recibe el diploma conmemorativo. La acción solidaria persigue también el objetivo de dar a conocer el trabajo que tanto el teniente roquetero como el resto de militares del Ejército de Tierra desplazados realizan durante la Campaña Antártica.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios