Conflicto laboral urbaser Jarro de agua fría en Roquetas: sigue la huelga de basura

  • Los trabajadores no aceptan la propuesta de la empresa, que les hizo llegar ayer el alcalde Gabriel Amat

  • Hoy jueves se celebrará otra reunión, con las tres partes, si bien el representante del comité de empresa advierte de que "las posturas están muy alejadas"

Contenedores repletos de basura en Roquetas Contenedores repletos de basura en Roquetas

Contenedores repletos de basura en Roquetas / A. M. (Roquetas)

No ha habido fumata blanca y la basura continuará en las calles de Roquetas, en el tercer día de huelga de los trabajadores de Urbaser, la empresa concesionaria del servicio de recogida y limpieza en el municipio. Gabriel Amat y José Juan Rodriguez intentaron mediar ayer entre los trabajadores y la empresa, pero de nuevo sin éxito. "Las posturas están muy alejadas", advierten a este diario desde los trabajadores.

A primera hora de la mañana de ayer se reunían representantes de los trabajadores, con el presidente del comité de empresa, Raúl Fuentes, a la cabeza; con el alcalde de Roquetas, Gabriel Amat, y el concejal de Administración de la Ciudad, José Juan Rodríguez. Lo anunciado en un principio es que sería una reunión a tres bandas, pero según explica el propio Fuentes, "el ayuntamiento nos ha trasladado unas propuestas por escrito que les han hecho llegar desde la empresa, sin que las hayamos aceptado, porque siguen sin querer cumplir lo que hay firmado".

"Ya hemos tenido varias reuniones y en ninguna de ellas se han comprometido a respetar lo que tenemos firmado en 2011, así que nuestra postura sigue siendo firme y la huelga continuará", asegura el presidente del comité de empresa, Raúl Fuentes

Será hoy jueves cuando, esta vez sí, vuelvan a sentarse en una mesa los representantes de las tres partes. "La empresa lleva desaparecida desde hace una semana, el Miércoles Santo dejamos de verlos y no han vuelto a aparecer", arguye el representante sindical, quien se muestra muy pesimista sobre un posible desenlace rápido del asunto. "Ya hemos tenido varias reuniones y en ninguna de ellas se han comprometido a respetar lo que tenemos firmado en 2011, así que nuestra postura sigue siendo firme", asegura. Con todo, esta mañana los trabajadores han acudido al encuentro con Amat y Rodríguez "con esperanzas de que las posturas estuvieran más cercanas, pero no es así, están muy alejadas".

Las quejas de los vecinos comienzan a ser patentes tanto a pie de calle como en redes sociales. La situación comienza a ser cada vez más incómoda, pues se acumula mucha basura en los contenedores, como se puede comprobar apenas paseando por cualquier zona del municipio. "Los servicios mínimos se están cumpliendo", arguyen, no obstante, los trabajadores, aunque a la vista de todos está que no son ni mucho menos suficientes para mantener el municipio en un estado de salubridad mínimamente adecuado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios