Semana Santa

Rendición al paso de la Señora del Consuelo

  • La corporación de San Agustín volvió a mostrar sobriedad y respeto en su cortejo Emotivo paso por calle Cruces, donde está su hermandad

Con una puntualidad máxima se puso la sublime e imponente Cruz de Guía de la Hermandad del Silencio en la puerta de la Iglesia Parroquial de San Agustín. A las nueve y cinco minutos de la noche comenzó a salir el cortejo procesional en riguroso silencio. Más de 160 nazarenos vistiendo túnica y antifaz blanco con escapulario y cíngulo negro empezaron a salir del templo.

El primero de los dos pasos de la cofradía levantó dentro de su sede canónica para salir al encuentro de su feligresía de Alfareros. José Alejandro Suárez, ayudado por Antonio Jesús Gálvez, Carlos Galisteo y Antonio Fernández, mandó a su cuadrilla para que se pusiese en la calle. La Capilla Musical 'Sacra Redemptio', de la propia hermandad, puso las primeras notas musicales en la Semana Santa almeriense tras su reciente presentación.

El imponente paso de misterio, adornado con iris morados, se dirigió hacia Rambla Alfareros y calle Noria tras ejecutar la difícil maniobra de la salida por la puerta debido a la altura del mismo. A su vez, en el interior de la iglesia volvió a sonar el llamador por medio de las manos de Manuel Vicente Barranco. Auxiliado por Miguel Ángel Plaza llamó a su cuadrilla de treinta costaleros para poner en la calle a la 'Reina de Alfaeros'. A los sones de la Marcha Real, interpretada magistralmente por la Asociación Musical 'La Mezquita de Alboloduy' se puso el paso de palio en la calle. El mismo lució rosas de pitiminí y rosas normales, de color blanco, en sus jarras.

La cofradía reviró hacia calle de las Cruces para pasar por su Casa de Hermandad. Emotivo fue el paso por la misma, donde ambos pasos se detuvieron en la puerta de esta. La Asociación Musical 'La Mezquita' de Aboloduy estuvo espectacular, como viene demostrando en los últimos años, siendo esa séptima trabajadera tras la Señora del Consuelo con un estilo clásico y de corte serio.

La procesión se dirigió hacia Pablo Iglesias y Puerta de Purchena. Allí fue recibida por la Hermandad de la Soledad, que hoy viernes realizará su salida procesional. El desfile se adentró en Hernán Cortés para transcurrir por Plaza El Monte, hasta Marín. Allí sonó una saeta desde el balcón de La Encina. La cofradía se dirigió después a Jovellanos hasta desembocar en Lope de Vega. Desde allí, la cofradía entró pasados unos minutos de las once de la noche en la Plaza de la Catedral. El paso de la corporación por calle Cubo congregó a multitud de cofrades en este enclave. Desde el Hotel Catedral se lanzó una petalá a María Santísima del Consuelo al adentrarse esta en la citada calle.

La hermandad se adentró por calle Real hasta buscar General Tamayo para hacer su entrada en Carrera Oficial en la madrugada del Viernes Santo, a las doce de la noche. La corporación abandonó el paseo a las una de la mañana para dirigirse hacia Puerta de Purchena y Pablo Iglesias. Desde allí se adentró en Plaza Echegaray y Rambla Alfareros

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios