Semana santa roquetas Palmas y ramas de olivo por todos los rincones roqueteros

  • El Parador vive la primera procesión de un paso este año, que se añade a otros cuatro cortejos más del Domingo de Ramos con la participación de todas las parroquias

Un penitente participa de la procesión en El Parador en silla de ruedas. Un penitente participa de la procesión en El Parador en silla de ruedas.

Un penitente participa de la procesión en El Parador en silla de ruedas. / D. A.

Roquetas de Mar dio inicio a una Semana Santa con personalidad propia que, a pesar de su juventud, es ya referente en la provincia. La alegría del Domingo de Ramos llegó a todos los barrios a lo largo de la mañana de hoy, y cada una de las parroquias recreó la entrada de Jesucristo en Jerusalén.

Especialmente reseñable fue la bendición de palmas y olivos en la parroquia de la patrona de Roquetas, la Virgen del Rosario, que estuvo presidida por el alcalde del municipio, Gabriel Amat, y varios de sus concejales. Una ceremonia que cada año reúne a más gente en la Plaza de la Constitución, a los pies del templo, desde cuya escalinata el párroco, Antonio de Mata, rocía con agua bendita las palmas y ramas de olivo de los asistentes.

El alcalde Gabriel Amat en la bendición de palmas de Roquetas El alcalde Gabriel Amat en la bendición de palmas de Roquetas

El alcalde Gabriel Amat en la bendición de palmas de Roquetas / D. A.

Tras la bendición, se celebró el tradicional recorrido por las calles cercanas, encabezado por un niño que representa a Jesús, sobre un pequeño borrico, y con la participación de decenas de niños vestidos de nazarenos, además de los representantes municipales y los vecinos del centro roquetero.

Los niños y el borriquito de carne y hueso, protagonistas en Roquetas. Los niños y el borriquito de carne y hueso, protagonistas en Roquetas.

Los niños y el borriquito de carne y hueso, protagonistas en Roquetas. / D. A.

Ya por la tarde, salía de la Casa Hermandad de la Cofradía de El Parador la primera de las procesiones roqueteras con el paso de Nuestro Padre Jesús de la Salud en su Entrada Triunfal en Jerusalén (La Borriquita). La delegada de Fomento y Cultura de la Junta y ex edil roquetera, Eloísa Cabrera, realizó la primera levantá dentro de la capilla.

Procesión de La Borriquita, en El Parador Procesión de La Borriquita, en El Parador

Procesión de La Borriquita, en El Parador / D. A.

Una salida que sobrecogió a las personas reunidas en la plaza Concha Espina, cuando poco antes de las cinco de la tarde la Cruz de Guía salía de la oscuridad de la Casa de Hermandad y reflejaba los rayos del intenso sol que fue un fiel compañero durante toda la tarde. Tras un séquito de niños ataviados como judíos, procesionaron junto al Cristo de La Salud representantes de las distintas hermandades del municipio, así como los concejales Francisca Toresano, José Galdeano, Luis Miguel Carmona y José Luis Llamas. La procesión estuvo acompañada desde el punto de vista musical por la Banda del Cristo de las Aguas de Olula del Río.

Lo que viene

Con estos cortejos procesionales se inicia una Semana Santa que ha alcanzado en las últimas décadas una personalidad propia, con la implicación de sus hermandades y de sus distintos barrios. Uno de sus mayores atractivos, sin duda, es la Guardia al Cristo de la Buena Muerte que realiza la Brigada de la Legión durante toda la tarde del Martes Santo, en El Parador.

Esa misma noche se realiza su Traslado y el Jueves Santo tiene lugar la solemne procesión, también con la participación de la Legión. Igualmente, el Martes Santo se celebra la procesión de silencio del Cristo de la Expiración, que recorre casi todo el municipio desde el barrio de Las 200 Viviendas hasta el centro.  

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios