UD Almería-CD Numancia | Crónica Real somete al Numancia desde los once metros

  • Sobresaliente partido del mediapunta gallego, autor del tanto del triunfo y ovacionado por la grada

  • Resultado corto para un Almería que se muestra bastante superior al cuadro soriano

Los jugadores rojiblancos festejan como una piña el 1-0 de Real Los jugadores rojiblancos festejan como una piña el 1-0 de Real

Los jugadores rojiblancos festejan como una piña el 1-0 de Real / LFP (Almería)

Pragmatismo versus preciosismo, eran las dos propuestas que se veían las caras en el Mediterráneo. La primera, de transiciones rápidas y juego directo, encarnada por la tropa de Fran Fernández; la segunda, toque de balón y posesión, por los pupilos de López Garai. Segunda da poco margen para la lírica y lo cierto es que el Almería se llevó de calle el primer acto, viéndose únicamente inquietado tras adelantarse en el marcador.

Los locales volvieron a tirar del once tipo que ya se conocen los aficionados indálicos de memoria, con la entrada de un recuperado Ibiza en el eje de la zaga para formar dupla con Saveljich. El plan de partido estaba claro, impedir la salida de balón desde atrás del Numancia, para lo cual FF ordenaba una presión adelantada que puso en aprietos a los sorianos en más de una ocasión.

No terminaban de sentirse cómodos los visitantes sobre el campo cuando los locales, que cocinaron a su rival a fuego lento, desataron las hostilidades superados los diez minutos de juego con un zurdazo de Álvaro Giménez dentro del área que repelía Juan Carlos a córner tras una buena acción por la banda izquierda de Rioja y pase final de Real para el ariete ilicitano.

El mediapunta gallego se entonaba y el equipo empezaba a engrasar la máquina. Un centro suyo buscando a Álvaro en el primer palo concluía en saque de esquina lanzado olímpico por Rioja obligando al arquero numantino a meter los puños. El Almería se volcaba en el área castellana e iba a sacar petróleo al borde del ecuador del primer tiempo, gracias a un derribo de Atienza al llegar tarde para cortar el balón en una internada de Iván Martos.

Real asumía la responsabilidad desde los once metros y batía a su tocayo soriano con un disparo centrado cuya trayectoria no podía adivinar, subiendo de este modo el séptimo tanto a su cuenta particular e igualando a Álvaro Giménez como pichichi rojiblanco. 

Real volvió a dirigir el juego ofensivo de los suyos Real volvió a dirigir el juego ofensivo de los suyos

Real volvió a dirigir el juego ofensivo de los suyos / LFP (Almería)

Pero cuando mejor marchaban las cosas el Numancia dio un paso al frente y el Almería uno atrás que por poco le cuesta el empate de no ser por un inspirado René, que primero tiró de puños para despejar una falta directa envenenada de Alain y poco después atajaba una buena internada de Unai Medina por la banda diestra.

Esos dos sustos hicieron reaccionar a los indálicos, que en la recta final de los primeros 45 minutos volvían a volcarse en el área numantina en busca del segundo, rozándolo Iván Martos con un remate dentro del área pequeña taponado por Juan Carlos, cubriendo bien portería. Con ventaja mínima y sensación de superioridad local se alcanzaba el tiempo de descanso. 

El decorado no cambió en exceso durante la segunda mitad. El Numancia mantuvo su apuesta por el toque mientras el Almería contemporizó en busca de la sentencia. En ese escenario la figura de Real fue agigantándose conforme avanzaban los minutos. De sus botas salía un córner medido que Álvaro cabeceaba desviado por poco y un centro rematado por Rioja que Juan Carlos sacaba con muchos apuros junto al palo. El cerebro rojiblanco rozaba ya la matrícula de honor a esas alturas de partido. 

Inoperante en el aspecto ofensivo, el Numancia dependía en exceso de la inspiración de David Rodríguez, por lo que López Garai ejecutó pronto su primera sustitución, dando entrada a Yeboah por un discreto Marc Mateu, poco incisivo por su banda.

La respuesta de Fran Fernández fue refrescar la punta de ataque retirando a un exhausto Álvaro Giménez para dar entrada al bosnio Demirovic y justo después los sorianos se quedaban en inferioridad por una fea entrada de Unai Medina sobre Yan Eteki, saldada con roja directa. Con uno menos, la apuesta del preparador visitante fue retirar al lateral Ganea para dar entrada al delantero Guillermo y quemar naves.

Corpas volvió a trabajar infatigable por la banda derecha Corpas volvió a trabajar infatigable por la banda derecha

Corpas volvió a trabajar infatigable por la banda derecha / LFP (Almería)

Para evitar contratiempos y asegurar el resultado, la réplica de FF fue retirar del campo a un ovacionado Real para ganar músculo en la media con la entrada del recién llegado Rocha. Las continuas interrupciones provocaron que se jugase más bien poco durante la segunda mitad. En una acción a balón parado ejecutada precisamente por el recién ingresado Rocha desde la esquina Saveljich rozó el 2-0 con un plástico cabezazo al travesaño

En la recta final del choque López Garai quemó naves juntando a David Rodríguez, Guillermo y Viguera sobre el terreno de juego, pero los numantinos siguieron sin llegar con la claridad necesaria al área de la meta defendida por René. De hecho fue el Almería quien pudo sentenciar, pero Demirovic cruzó en exceso tras plantarse solo ante Juan Carlos y con Rioja también libre de marca pidiéndole el balón sin ser atendido por el bosnio.

Con este triunfo y los tres puntos de la próxima jornada por la exclusión del Reus, el Almería se proyecta a 37 en la clasificación y da un salto importante que, de corroborarlo en casa en la siguiente jornada ante el Córdoba podría catapultar a los unionistas a la zona alta de la tabla.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios