Vivir

Luis Tosar cumple sus sueños de niñez en el Paseo de la Fama

  • El actor se convierte en la estrella número 18 y recibe el calor de los almerienses que no dudaron en acudir a la cita

  • Para el intérprete rodar en Almería es hacerlo donde sus referentes

Luis Tosar cumple sus sueños de niñez en el Paseo de la Fama Luis Tosar cumple sus sueños de niñez en el Paseo de la Fama

Luis Tosar cumple sus sueños de niñez en el Paseo de la Fama

Comentarios 2

"Que los sueños se hagan realidad y siempre en Almería", ese es el mensaje que quiso dejar el homenajeado en la dedicatoria de su fotografía tras la rueda de prensa que tuvo con los medios que sería el inicio de un día de homenaje por su Premio Almería, Tierra de Cine.

El Paseo de la Fama cumplió su mayoría de edad con la estrella que se le ha concedió al actor gallego Luis Tosar. El Festival Internacional de Cine de Almería (FICAL) otorga este reconocimiento al intérprete por su trayectoria y por el rodaje de dos películas en la provincia como son El Niño y Toro.

Luis Tosar desfiló por el Paseo de la Fama y no dudó en hacerse fotografías con cada uno de los presentes que se lo pidieron. El actor se mostró emocionado por descubrir la primera estrella de su trayectoria profesional.

Luis Tosar suma la estrella número 18, y compartirá protagonismo con Eduardo Fajardo, Omar Sharif, Ridley Scott, Denis O'Dell, Max van Sydow, Arnold Schwarzenegger, Joseph Fiennes, Kevin Reynolds, Terry Gilliam, Patrick Wayne, Ángela Molina, Catherine Deneuve, Jose Coronado, Brian de Palma, Alex de la Iglesia, Sophia Loren y Blake Lively.

El actor recordó su primera visión del mundo y su ligazón con el séptimo arte: "Empecé a conocer el mundo a través del cine, lugares muy exóticos y muy lejanos. Ahí, empecé a forjar la idea de formar parte del mundo del cine. La vida te va llevando y dando sorpresas de todo tipo. Fui descubriendo muchas cosas. En esos tiempos, muchos de aquellos lugares que no había conocido a través del cine estaban más cerca de lo que pensaba".

Para Tosar, recibir este homenaje es muy especial porque "he crecido con el cine de Sergio Leone, Franco Nero, Eli Wallach… Me gusta y es referencial para mi. He podido rodar en los mismos escenarios que esa gente ha rodado, después he recibido este homenaje. He podido entrar en mi propio sueño" y se ha convertido de "carne y hueso. Nunca hubiera imaginado tener una estrella. El plantel de gente que la tiene es realmente increíble. Es una gran sensación, cumplir un sueño y cerrarlo. Soy una persona muy afortunada por las cosas que he podido hacer. Me dedico a lo que más me gusta en el mundo y me rodeo de gente maravillosa".

El actor recordó lo que aportaron las localizaciones almerienses en sus largometrajes: "Son dos películas de corte muy diferente. La oportunidad de rodar en el Cabo de Gata con El Niño nos daba la posibilidad de grabar todas las escenas de acción. Es complejo encontrar el lugar adecuado. Rodar fuera de temporada alta fue una gozada".

El actor también trató la complejidad de algunas escenas nocturnas de acción del rodaje de El Niño: "El único susto gordo en la grabación fue con los helicópteros en Cabo de Gata. Eran las dos de la mañana y, a esa hora y con las luces, la línea del agua no es muy definida. El piloto no sabía cuando empezaba el agua y rozó con la suerte de que fue lo justo. Era muy bonito de ver desde fuera. El riesgo era permanente, controlado, pero permanente".

Por otro lado, el rodaje de la película Toro se grabó en Las Salinas y también marcó mucho al intérprete. "Sirvió como respiro para la historia. Coincidió temporalmente en ese momento de frenada. Después nos íbamos a Galicia. Fue muy mágico para todos. Esa paz que tenía que respirar la historia en ese momento también lo respiraba el lugar y el equipo. Le tengo especial cariño a esta película y a Almería. Significó mucho. La relación con la mujer con la que comparto mi vida comenzó en ese rodaje".

Juanen Pérez Miranda, del grupo Almeriacine, le recordó que El Niño y Toro no eran las únicas dos películas que había rodado en la provincia: "Estuve con Los Fenómenos, de Alfonso Zarauza, pero fue el rodaje más fugaz de mi vida. Estuve dos o tres horas para rodar en San José y me marché. Era el productor".

El actor también tuvo relación con el ejidense Manuel Martín Cuenca en la grabación de La flaqueza del Bolchevique: "Es uno de los referentes del cine independiente español. Es un cine más contestario, irreverente. He tenido la suerte de conocerlo bastante. Cuando lo conocí, estaba haciendo papeles muy pequeños, hasta que llegó mi oportunidad. Es una figura determinante en mi carrera. Fue muy difícil sacar adelante la película. Se tuvo que rodar en dos tandas".

El actor estuvo acompañado durante todo momento por el presidente de la Diputación, Gabriel Amat, el alcalde de la ciudad de Almería, Ramón Fernández-Pacheco, el director de FICAL, David Carrón, el diputado de Cultura, Antonio Jesús Rodríguez, y el concejal de Cultura del Ayuntamiento de Almería, Carlos Sánchez.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios