Vivir

FICAL acerca la figura del artista Wolf Vostell, pionero de la videoescultura

  • El profesor Federico Martínez Utrera afirma que “sus obras son vanguardistas y espectaculares, tanto en la forma como en el contenido y la dimensión”

Presentación del taller de videoarte inspirado en Wolf Vostell. Presentación del taller de videoarte inspirado en Wolf Vostell.

Presentación del taller de videoarte inspirado en Wolf Vostell. / Diario de Almería.

FICAL 2018 no son sólo películas. Es un programa de más de cien actividades de diferentes disciplinas que confluyen con el cine. Una de ellas es el videoarte, que esta mañana ha celebrado la séptima edición del taller en el que se está proyectando el futuro de este género a través del conocimiento de sus precursores. En esta ocasión el curso dirigido por el profesor Federico Martínez Utrera se ha centrado en Volf Vostell, precursor del videoarte y pionero de la videoescultura, del que se cumplen veinte años de su fallecimiento.

Federico Martínez Utrera asegura que “Volf Vostell fue un videoartista alemán afincado en España, casado con una española, y es un pionero de la videoescultura, utilizando como fondo la televisión e imagen en movimiento”. Esta frase la desarrolla asegurando que “son videoesculturas vanguardistas y espectaculares tanto en la forma como en el contenido y la dimensión”.

Responsables del Festival de Cine en el Taller de Videoarte. Responsables del Festival de Cine en el Taller de Videoarte.

Responsables del Festival de Cine en el Taller de Videoarte. / Diario de Almería.

El taller ha sido presentado por el diputado de Cultura, Antonio Jesús Rodríguez, que ha puesto en valor “la diversidad de propuestas del XVII Festival Internacional de Cine de Almería”, mientras que el director de FICAL, David Carrón, destaca que “han llegado al curso alumnos de distintos puntos de España, lo que refleja el interés por la programación del festival”.

Para el profesor Utrera, el creador que están estudiando en el taller, un referente de la segunda mitad del siglo XX; “va a aportar a las nuevas generaciones su experiencia. Él ha estado en el inicio del videoarte, videoescultura y la videoinstalación, y ha vivido la construcción y la caída del Muro de Berlín, el Mayo del 68 y la Guerra del Golfo. Puede aportar cómo experimentar y trasladar una obra de arte teniendo como soporte la televisión y el audiovisual. La imagen en movimiento es el gran cambio de la escultura y se produce gracias a pioneros como Woff Vostell”.

El director del curso, que se celebra desde hoy y hasta el día 21, profundiza en el trabajo del artista explicando que “en sus vídeos juega con el espacio y el tiempo. El videoescultor sustituye el cincel del escultor tradicional por la televisión y el color por el tiempo. Las imágenes se pueden manipular y moldear como la arcilla con la cámara”. El videoartista está considerado como “un artista social más que estético”, aunque el profesor añade que “todos sus trabajos son obras de arte muy bellas”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios