Los Coloraos

Boiques y Mariano Morcillo

  • Entre los liberales que atacaron Almería hubo personas relacionadas con el Clero, Llug había sido sacerdote castrense durante la Guerra de la Independencia

Pechina, donde Boiques fue degollado. Pechina, donde Boiques fue degollado.

Pechina, donde Boiques fue degollado.

En la cuestión de los desembarcos liberales en las costas de Almería en 1824 se ha considerado importante la postura de la Iglesia en tales hechos, el padre Beltrán, dominico secularizado, fue encausado en Almería, comprometido en los sucesos. El Sochantre de la Catedral Bartolomé Robles, por orden del Obispo de Almería fue internado en Colegio del Seminario. En Almería sectores del clero, minoritarios, estaban con los liberales.

El Obispo de Almería era Antonio Pérez Minayo, entre Junio 1818 al 30 de agosto de 1833, largo periodo, que coindice don etapas absolutistas y la del trienio liberal, 1820-1823, por lo cual conoce una época en la que va desmoronándose y cambiando el Sistema del Antiguo Régimen, viéndose en la situación de consultar de manera epistolar al mismo papado de Roma (Emilio García Campra-José Luis Ruz Márquez, “Los Coloraos”, Ayuntamiento de Almería 2004).

Así, tan sólo un mes después del término de su episcopado en Almería, fallecería el Rey Fernando VII, el 29 de septiembre de 1833, fecha que en frecuentes ocasiones reconocerían como sumamente lamentable destacados liberales del reinado de Isabel II, fundamentalmente liberales moderados, pero liberales en definitiva.

Entre los liberales que atacaron Almería hubo personas relacionadas con el Clero, Llug había sido sacerdote castrense durante la Guerra de la Independencia, después seguiría una carrera militar durante el trienio liberal y en Almería como oficial se unió a los atacantes liberales, esperando con hombres que reclutó el desembarco en la boca del Andarax de los Coloraos de Pablo Iglesias, el 14 de Agosto de 1824. Bernardino Bustamante había sido fraile, siendo Oficial de las partidas del Empecinado durante la Guerra de la Independencia, contando con una brillante hoja de servicios, durante la Expedición de los Coloraos embarca como soldado, pero se le reconoce el grado de Capitán, ambos, Llug y Bernardino Bustamante son fusilados en Almería el 24 de Agosto de 1824, Bernardino Bustamante no realiza ninguna declaración, acepta la muerte sin intentar defender su vida por no poner en peligro a compañeros, ni dañar a la causa liberal, fue un verdadero héroe.

Después de atacar las murallas de Almería encontró la muerte el Capellán Boiques; era catalán y se conoce que había servido de enlace entre los liberales de las Baleares y Cataluña, Boiques llegó a Gibraltar en las fechas en las que se estaba preparando la expedición de los Coloraos sobre costa de Almería. La historia de su muerte fue recogida por el historiador Juan Antonio Martínez de Castro, en su artículo. ”El centenario de hoy. Los mártires de la Libertad. El sacrificio”. Diario de Almería, 24 de Agosto de 1924.

Sello del Obispo de Almería Antonio Pérez Minayo. En su época los Coloraos atacan las Murallas de Almería. Sello del Obispo de  Almería Antonio Pérez Minayo. En  su época los Coloraos atacan las Murallas de Almería.

Sello del Obispo de Almería Antonio Pérez Minayo. En su época los Coloraos atacan las Murallas de Almería.

Castro recoge la leyenda llamada “La Corona del Cura”, relataba que en Pechina en un lugar próximo a la Rambla y frente al Cerro de Cristo, había una oquedad en el terreno del tamaño de una cabeza humana, sucedía que aunque este lugar se llenase de piedras, éstas terminan hundiéndose, afirmaban entonces los lugareños que era debido al hecho que en aquel espacio tocó con su corona un sacerdote que vino con los Coloraos, y con éstos retrocedía en huida tras la derrota que sufrieron ante Almería, ese sacerdote no era otro que Boiques, persona que había servido de enlace entre los liberales catalanes y de Baleares, además de mantener contactos con Gibraltar –respecto a la oquedad creo que debe ser una sima propia de los terrenos calizos, que conecta con grutas subterráneas-.

El desgraciado hecho consistió en que el cura Boiques encuentra la muerte degollado por un voluntario realista de los pueblos cercanos, que instó al sacerdote a rendirse, pero éste disparó contra su oponente, aunque el tiro no salió, por lo cual el realista con su sable le cortó el cuello. Sabemos el lugar donde la leyenda dice que Boiques encontró la muerte, pero no donde se encuentra su sepultura. Las personas de Pechina ayudaron a diferentes liberales en su huida, les prestaron ayuda para ocultarse en montañas y cuevas de Sierra Alhamilla (Martín García Valverde. “El Episodio de los Coloraos”. IEA y Ayuntamiento de Almería, 1997).

Mariano Morcillo era Capitán con licencia indefinida que se encontraba por tierras de Baza durante tiempos anteriores al ataque sobre Almería de los Coloraos, durante el trienio estuvo con los liberales, era natural de Ibiza y en 1824 contaba con 35 años de edad.

En sus declaraciones Pablo Iglesias manifestó que Morcillo y Llug eran directores de círculos revolucionarios, Morcillo se encontraba en conexión con los que trabajaban en Almería y Llug tenía su círculo en Almería, sin embargo Morcillo declaró no pertenecer a ninguna secta y no haber tenido mando en el ataque sobre Almería (A. M. Justicia, legajo 66).

Morcillo estuvo en Almería el 10 de Agosto de 1824, su mujer se encontraba esperando un hijo, mas el bando del Gobernador de Almería ordenaba la salida de la plaza de forasteros y militares sin destino en Almería, por lo cual con pasaporte y sin dinero ha de salir de la ciudad el 13 de Agosto, tiene que desplazarse a Terque observando que se encuentran los contrabandistas preparados para tomar Almería y recuperar los aliijos de contrabando que en fechas anteriores les fueron incautados.

Supo por una carta entregada a Llug que emigrados venidos de Gibraltar atacarían Almería y que el ataque estaba preparado; como Morcillo tenía a su esposa de parto en Almería, se une a los que marcharían sobre Almería, en la desembocadura del Río Andarax encontró a Pablo Iglesias con unos 80 emigrados. Manifestó Morcillo que con sus consejos influyó para que Iglesias no atacase el 14 de Agosto Almería, le exageró el número de fuerzas que contaban los realistas en Almería, mantenía que Iglesias no sabía de militar -decía, ”sabía de militar lo que yo de cantar misa”- e Iglesias aceptó marchar hacia la Taha de Marchena para aumentar el número de atacantes, así los justicias de los pueblos por donde pasaban darían avisos a la ciudad para prepararse para la defensa y terminar con los agresores (seguimos legajo 66 de A. M. Justicia, Madrid).

Después de atacar las murallas de Almería encontró la muerte el Capellán Boiques

Expuso que entorpeció el ataque sobre Almería, salió tarde, mandó un convoy con cargas de leña, estopa, aceite, hachas y escalas, pero intencionadamente no cargó las escalas, además de facilitar que desertasen huyendo los guías de las caballerías y tirasen las cargas.

Aunque el plan era atacar por las Puertas, en la Puerta de Purchena había un cañón, la más débil era la Puerta del Sol, pero estaba bien guardada, fracasaban los asaltos a Puertas y murallas de la Huertas; convence a Iglesias para atacar con contrabandistas y liberales la Alcazaba, le dice que estaba a un cuarto de hora, cuando realmente se tardaba una hora, permitiendo que el sol saliese y fracasase el asedio a Almería. Morcillo estuvo preso en Baza.

Respecto a una carta que le encuentran dirigida a Martí Aguado, afirma que se trata sobre una cuestión de amores que Agudo tuvo en Gibraltar. Conoció a Aguado en cafés de Almería.

Con Tomás Gormán, del comercio de Almería, contacto sobre el plomo de Almería. No conocía a ninguno de los 24 recientemente fusilados en Almería. Morcillo salvó la vida.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios