Almería

El arca de Cruz Roja

  • Dos naves en el sector 20 de la capital guardan de manera estratégica y perfectamente clasificados todos los equipos sanitarios y de acogida, vehículos y alimentos necesarios para intervenir en las diferentes emergencias

Cuando los chalecos rojos de la esperanza se ponen a trabajar en las emergencias que los requieren dentro y fuera de la provincia, lo que trasciende es la intervención en sí de los voluntarios, ya sea en el desembarco de una patera, en el montaje de albergues e incluso hospital de campaña en todo tipo de catástrofes o cuando reparten alimentos y ropa de abrigo a las personas que más los necesitan. Pero detrás de esa asistencia en la calle hay una importante labor en logística y organización para que los recursos estén preparados las 24 horas cualquier día del año.

Paco Ruano, coordinador del centro logístico de Cruz Roja Paco Ruano, coordinador del centro logístico de Cruz Roja

Paco Ruano, coordinador del centro logístico de Cruz Roja / Iván Gómez

En el sector 20 del barrio de El Puche hay dos naves, en los números 48 y 50, que se han convertido en el corazón de Cruz Roja desde el que se bombean a diario todos los medios materiales a los equipos de intervención. Guardan más de 3.753 unidades de productos de forma estratégica en uno de los mayores centros logísticos de la comunidad con capacidad de 210 palés que han sido clasificados impecablemente por el personal que coordina Paco Ruano. “Hay muchísimo trabajo detrás para que todo esté siempre preparado, ordenado y calibrado cuando se produce una emergencia. A veces nos activan con sólo media hora de antelación como ocurre con la llegada de pateras”, argumenta.

Con la colaboración de entre ocho y doce voluntarios, Paco Ruano coordina una labor previa que ha programado a diario gracias a un tablón que va actualizando con tareas pendientes y culminadas. Y no se trata sólo de organizar los materiales en estanterías, sino de realizar una reposición permanente y el mantenimiento que se precisa en cada especialidad con el precinto correspondiente que certifica que el tangible está listo para salir en cualquier momento. 

El centro tiene capacidad para la organización de más de 200 palés El centro tiene capacidad para la organización de más de 200 palés

El centro tiene capacidad para la organización de más de 200 palés / Iván Gómez

En los siete centros logísticos de Cruz Roja en España disponen de hospitales de campaña y equipos sanitarios, material de acogida con albergues y camas, fármacos, alimentos, ropa de abrigo, kits de higiene y vehículos para prestar la atención humanitaria donde se precise. Desde Almería se han enviado recursos a los incendios de Extremadura, albergues en los que alojar a inmigrantes ante la oleada de pateras en Cádiz y Motril y equipos psicosociales de asistencia a los familiares de las víctimas del accidente de Spanair en el aeropuerto de Madrid y puestos sanitarios básicos, ambulancias y ropa de abrigo en el terremoto de Lorca.

María del Mar Jiménez junto a los remolques del área sanitaria María del Mar Jiménez junto a los remolques del área sanitaria

María del Mar Jiménez junto a los remolques del área sanitaria / Iván Gómez

Es la proyección nacional de una organización que protagonizó la asistencia a un sinfín de dramas sin salir de la provincia. Del centro logístico del sector 20 de Cruz Roja partieron medios fundamentales para intervenir en los incendios de Sierra Cabrera en los que aportaron, además de la capacidad de acogida, grupos electrógenos con los que dieron luz al pabellón de Los Gallardos, y también facilitaron las líneas de comunicación para responder a las inundaciones del Levante. Es más, han prestado sus sistemas de climatización a los colegios en olas de frío y también de refresco a los módulos del Puerto cuando se disparó la cifra de inmigrantes internados.

Los recursos están clasificados por su propia naturaleza, según la especialidad de emergencia, y en los vehículos y remolques dejan los materiales necesarios para una rápida intervención. Por ejemplo, el ERIE sanitario tiene dos camiones con un hospital de campaña y todo lo preciso para atender hasta 50 heridos a la vez. Si se activan como una unidad de tránsito y previa a la intervención quirúrgica, que suele recaer en la Brigada de Sanidad del Ejército, se multiplica su capacidad para inmovilizar y estabilizar a cientos de pacientes. Camillas, lámparas, bancos de transfusiones, desfibriladores, marcapasos, respidador... Son los equipamientos que requieren una mayor inversión porque cambian los protocolos y las máquinas se desactualizan.

El mantenimiento de los medios materiales es permanente El mantenimiento de los medios materiales es permanente

El mantenimiento de los medios materiales es permanente

Cruz Roja tiene en Almería, Málaga y Canarias las únicas cámaras de bioseguridad para el aislamiento y traslado de pacientes con virus contagiosos como el ébola. Hace unos días hicieron posible unas prácticas con este módulo, que requiere por mantenimiento dos puestas a punto a lo largo del año, con los alumnos del ciclo de emergencias sanitarias del Instituto Santo Domingo de El Ejido y también lo suelen desplazar a simulacros dependiendo de la tipología de catástrofe a la que se enfrentan. En el centro tienen lotes médicos mínimos y cuando se precisan ante una catástrofe a gran escala llegan desde Sevilla en cuestión de horas.

Cámara de bioseguridad para el traslado de pacientes aislados Cámara de bioseguridad para el traslado de pacientes aislados

Cámara de bioseguridad para el traslado de pacientes aislados / Iván Gómez

El ERIE de albergue provisional tiene vehículos más pequeños y versátiles y dispone en el centro de la capital de 1.020 camas y acogida para más de 3.000 personas a través de los toldos de plástico y tiendas de campaña, kits de cocina, mantas, menaje, productos de higiene... En los últimos años se han tenido que improvisar albergues para los inmigrantes llegados en patera y también se realizó un considerable despliegue cuando más de 200 vecinos fueron desalojados del bloque El Patio de Pescadería

A lo largo del último ejercicio se han atendido a más de 11.000 subsaharianos localizados en aguas almerienses y los equipos de respuesta inmediata han tenido siempre preparados los medios precisos en el centro del Sector 20. A los asentamientos chabolistas también les reparten 50.000 kilos de alimentos y otros 60.000 en sus rutas nocturnas de la pobreza ayudando a los que no tienen techo tres veces por semana.

Una de las unidades de comunicaciones Una de las unidades de comunicaciones

Una de las unidades de comunicaciones

Más de 1,5 millones de kilos llegan a la nave de Cruz Roja del programa FEAD para su distribución entre 69 colectivos y entidades sociales de la provincia. El reparto se estructura en varias tandas por las que se llegan a concentrar en este depósito de la capital en torno a 750.000 kilos. La logística de la solidaridad es laboriosa y el mantenimiento de los recursos continuado. El arca de Cruz Roja tiene un motor perfectamente engrasado para las emergencias.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios