Almería

Fernando Martínez, nuevo director de Memoria Histórica del Gobierno

  • El catedrático almeriense estará al frente del nuevo departamento aprobado ayer con la intención de reformar la ley de 2007 y exhumar los restos de Franco del Valle de los Caídos

El catedrático almeriense Fernando Martínez, entre libros y publicaciones, en su despacho en la Universidad de Almería. El catedrático almeriense Fernando Martínez, entre libros y publicaciones, en su despacho en la Universidad de Almería.

El catedrático almeriense Fernando Martínez, entre libros y publicaciones, en su despacho en la Universidad de Almería. / javier alonso

El Consejo de Ministros aprobó ayer la incorporación de un tercer almeriense al Gobierno de Pedro Sánchez después de nombrar a José Guirao ministro de Cultura y Consuelo Rumí como secretaria de Estado de Migraciones. Uno de los principales defensores de la causa sanchista en la provincia, el exalcalde de la capital Fernando Martínez (Vélez-Blanco, 1949), estará al frente desde hoy de la nueva Dirección General de la Memoria Histórica del Ejecutivo socialista. El excoordinador del Mapa de Fosas de Andalucía, que fue nombrado en el 39 Congreso Federal del PSOE como secretario ejecutivo de Memoria Histórica, será el encargado de dirigir este departamento de nuevo cuño que abordará una serie de cuestiones que vienen reivindicando desde la oposición en los últimos años y no exentas de polémica como iniciar los trámites para la ilegalización de la Fundación Franco, sacar al dictador del Valle de los Caídos y la reforma de la Ley de Memoria Histórica con novedades como el banco público de ADN y que sea el Estado el que asuma la inversión en las exhumaciones. El que fuera alcalde de Almería entre 1991 y 1995 y actual responsable de la Agrupación Municipal del PSOE de Almería es uno de los mayores especialistas en la materia como catedrático en la UAL de Historia Contemporánea y coordinador de numerosos proyectos en los que se han investigado las fosas comunes y las actuaciones de los tribunales de responsabilidades políticas de Andalucía, así como la represión franquista de la masonería y otras líneas como el exilio republicano de 1939.

Fernando Martínez fue uno de los integrantes de la delegación que en febrero de este año visitó el Valle de los Caídos en defensa de la reforma de la Ley de Memoria Histórica presentada por el PSOE en el Congreso de los Diputados. Fuentes del Gobierno socialista informaron ayer de que el nuevo departamento tendrá un coste de 69.407 euros y formará parte de la estructura del Ministerio de Justicia, presidida por Dolores Delgado, con el firme objetivo de impulsar la Ley de la Memoria Histórica aprobada en 2007 con la consiguiente reforma entre la que figura, entre las actuaciones más controvertidas, la exhumación de los restos de Franco y convertir en Centro Nacional de Memoria este monumento construido en años posteriores a la Guerra Civil en la Sierra de Guadarrama. También estudiarán suprimir el ducado de Franco, el título nobiliario que el rey Juan Carlos concedió en 1975 a la familia del dictador. Martínez impulsará una pronta eliminación de símbolos franquistas que aún perviven en las calles españolas.

El historiador almeriense no sólo es uno de los investigadores con más recorrido en la materia, sino que además ha conseguido convertir a la Agrupación Local del PSOE de Almería en el bastión sanchista de Andalucía, la única capital en la que han arrinconado a los partidarios de Susana Díaz. Cuatro victorias consecutivas en las primarias y en los siguientes procesos internos le han valido en la consolidación de su proyecto político en consonancia siempre con las pautas marcadas en el 39 Congreso Federal. A partir de ahora, el catedrático nacido en Vélez-Blanco, hijo de Gregorio el "cartero" y María Dolores, tendrá que compaginar su liderazgo en la dirección del PSOE de la ciudad, por la que no percibe salario, con la gestión de la memoria histórica tanto en el Gobierno como en la Ejecutiva de Pedro Sánchez.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios