Plan San Cristóbal-La Hoya-Alcazaba

La miseria de Las Perchas, en cinco meses, zona de paseo

  • Urbanismo inicia las obras de la primera fase del parque de La Hoya con un nuevo vial de conexión a la Alcazaba. Es la regeneración paisajística que mejorará el entorno del conjunto monumental

El alcalde cruza por el que será el nuevo vial a la Alcazaba El alcalde cruza por el que será el nuevo vial a la Alcazaba

El alcalde cruza por el que será el nuevo vial a la Alcazaba

Gallineros, huertos, escombreras y el caótico desorden de los aparcamientos en lo que antes fue el barrio de Las Perchas desaparecerán en apenas cinco meses. En su lugar, la ciudadanía recuperará este paraje y las faldas de La Hoya para su uso como nuevo espacio de recreo y ocio, y camino, digno por fin, al conjunto monumental de La Alcazaba.

Con la firma del acta de replanteo celebrada ayer, darán comienzo en las próximas horas una de las actuaciones más reclamadas de los últimos años, cuyo objetivo último no es otro que el dignificar el entorno del monumento que mayor número de visitas registra de la provincia y recuperar un espacio, hoy inhóspito y deshumanizado por la sensación de inseguridad, favoreciendo a la par la integración de esta zona con el centro histórico.

El barranco de La Hoya es, sin duda, pieza significativa al ofrecer a la ciudad un espacio privilegiado entre los enclaves de la Alcazaba y el cerro de San Cristóbal. Esta extensa llanura es, en opinión de expertos arquitectos, un elemento diferenciador de Almería, ya que es inusual la existencia de un parque periurbano adosado a la zona antigua, rico en superficie y rico también en su historia enterrada.

Imagen virtual de la zona de recreo Imagen virtual de la zona de recreo

Imagen virtual de la zona de recreo

Dentro del Plan Municipal de Mejora del Entorno de La Alcazaba, La Hoya juega un papel protagonista para el Ayuntamiento de Almería, que ha decidido abordar una actuación plurianual, dividida en dos fases y que acabará aportando a la sociedad almeriense un nuevo espacio libre dedicado al esparcimiento ciudadano, plataforma con la que propiciar la demandada por los vecinos reapropiación del casco histórico.

Las obras que ahora arrancan, con una inversión que roza los 600.000 euros, son las correspondientes a la primera fase del parque de La Hoya, que permitirán crear una nueva conexión entre la calle Pósito, a espaldas del Ayuntamiento, con la calle Almanzor –viario utilizado para ir a la Alcazaba–, donde la casas situadas a la derecha en sentido ascendente desaparecerán, dejando expedito un nuevo espacio a recrear. No con nuevas construcciones, sino con una actuación principalmente de carácter paisajístico. Son, en palabras del alcalde de Almería, Ramón Fernández-Pacheco, “las obras más importantes que se afrontan en esta Corporación y que van a suponer una transformación integral, desde el punto de vista urbanístico y paisajístico, de la zona más sensible de Almería y con mayor valor patrimonial”.

Los trabajos se inician después de un complejo trámite administrativo para la obtención del suelo necesario para su ejecución en la zona conocida como Las Perchas y que afecta principalmente a las calles Pósito, Dicha, Toledo y Luna. “53 referencias catastrales que han supuesto un coste total de 379.340 euros en concepto de expropiación”, ha detallado el alcalde a los pies de la Alcazaba, significando el contenido de una actuación con la que el Ayuntamiento persigue seguir “avanzando” en la mejora del centro histórico y del entorno de la Alcazaba, mejorar la movilidad y permeabilizar la zona, reordenando en su caso un espacio que hoy está en precario en los entornos de las calles Viña y Dicha.

Además de la mejora de la conexión viaria y peatonal entre las calles Pósito y Almanzor, facilitando el acceso a la Alcazaba, la ejecución de este proyecto dotará al espacio de un tratamiento con efecto integrador, de forma natural, de las infraestructuras, todo ello con el objetivo de “mejorar las condiciones del medio, reducir el impacto visual de los elementos de obra civil, conseguir un elemento de enlace entre la actuación y el entorno urbano, mantener la cobertura vegetal de sombra, fundamentalmente en zonas de paso, y proyectar una gran diversidad biológica de especies”, tal y como recoge el proyecto aprobado en su día.

Otra imagen del diseño, ahora en ejecución Otra imagen del diseño, ahora en ejecución

Otra imagen del diseño, ahora en ejecución

La actuación viene a desarrollar espacios de jardinería, tanto en las zonas de uso peatonal como en los espacios que actualmente se encuentran sin una ordenación urbanística definida, mejorando la zona y la visión que queda desde esa zona sobre la Alcazaba. En total, se contempla la actuación en las calles en una longitud total de 328 metros, incluyendo en la misma la renovación de la red de alumbrado público para la obtención de una iluminación “óptima, homogénea y energéticamente más eficiente, incorporando tecnología LED, y se ejecutará una nueva red de riego para las zonas ajardinadas”.

Se ha proyectado también elementos como bancos, maceteros..., así como el uso de diferentes materiales para delimitar las distintas zonas. “En los próximos meses habremos transformado completamente una zona caótica y desordenada, convirtiendo ese espacio en una de las zonas más bonitas, con más realce y proyección de Almería”, ha expresado el alcalde, quien incidió en el compromiso de “dar continuidad” a esta actuación con la segunda fase de La Hoya, de un 1.250.000 euros, “que financiará el Ayuntamiento con fondos europeos”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios