Coronavirus en Almería

Roquetas de Mar acumuló una de cada tres incidencias de los auxiliares de playas este verano

  • La Junta efectuó casi 700 contratos de vigilantes frente a los 660 inicialmente previstos

Roquetas de Mar acumuló una de cada tres incidencias de los auxiliares de playas este verano Roquetas de Mar acumuló una de cada tres incidencias de los auxiliares de playas este verano

Roquetas de Mar acumuló una de cada tres incidencias de los auxiliares de playas este verano

Las playas de Roquetas de Mar (Almería) acumularon una de cada tres incidencias comunicadas por los auxiliares de playa contratados durante este verano por la Junta de Andalucía para informar y vigilar el cumplimiento de las medidas de prevención ante el covid-19, con más de 52.756 actuaciones realizadas frente a las 157.321 efectuadas en el conjunto de la provincia, de las 35.245 fueron prestaciones de información.

Según los datos recopilados por la Consejería de Presidencia a los que ha tenido acceso Europa Press, el 64 por ciento de las incidencias registradas en Almería por los 'vigilantes-covid' entre el 15 de junio y el 15 de septiembre están relacionadas con tareas informativas, ya que realizaron 100.684 prestaciones a los usuarios de playa en este sentido, mientras que el resto obedecen a advertencias por incumplimientos de las normas.

La capital, con 31.050 incidencias -14.035 informativas-, y Adra, con 19.541 --3.656 informativas--, acumulan el 20 y 12 por ciento de incidencias restantes, respectivamente, del total de las detectadas en los 13 municipios del litoral almeriense a lo largo del verano, con lo que únicamente estas tres localidades aglutinaron dos de cada tres avisos dados por los vigilantes.

No obstante, si se excluyen las actuaciones de carácter informativo, el litoral de Mojácar es el tercer municipio en reportar un mayor número de incidencias, al contabilizar 9.038 alertas de las que 2.770 están relacionadas con facilitar información. Cabe recordar que este personal carecía de capacidad sancionadora, por lo que su labor quedaba limitado al asesoramiento de los veraneantes.

Las principales advertencias a los usuarios de las playas estuvieron relacionadas con la prohibición de practicar deportes en equipos o juegos en pareja, especialmente en zonas concurridas, lo que dio lugar a 15.390 apercibimientos, de los que 5.453 tuvieron lugar en Roquetas, seguidos de los 4.346 de Almería y los 1.636 efectuados en las playas de Vera; mientras que la segunda mayor incidencia consistió en no respetar la distancia social, con 13.646 advertencias -3.447 en Roquetas, 2.933 en Almería y 1.896 en Mojácar-.

El resto de incidencias están relacionadas con el uso de flotadores y otros artefactos recreativos cuyo uso también estuvo prohibido este verano (9.594), la presencia de animales en la costa (8.630), aglomeraciones (1.472), seguridad (1.012) y peticiones de auxilio (329). Además, se contabilizaron otras 6.564 incidencias que no fueron clasificadas por los auxiliares del plan de Playas Seguras.

En el caso de la capital almeriense, las 14.035 incidencias no informativas reportadas derivaron en 87 comunicaciones a la Policía Local entre junio y agosto, de las que 24 obedecieron a asuntos relacionados con la seguridad ciudadana, 12 con la presencia de animales, cinco con asistencias sanitarias, dos por accidente de circulación o incidencias de tráfico, otra por contaminación, otra por un rescate y una más por anomalías en los servicios básicos. Otras 41 avisos a la Policía Local no especificaron el motivo.

AFORO COMPLETO EN 45 OCASIONES

La afluencia a determinadas playas entre el 26 de junio y el 15 de septiembre dieron lugar a un total de 45 avisos de "aforo completo" en un total de seis localidades, de las que solo una se ubica en la zona Poniente: Cuevas del Almanzora (18), Níjar (11), Pulpí (10), Mojácar (4), Carboneras (1) y Enix (1). Estos avisos, que en determinados casos han llevado a las autoridades locales a cerrar el accesos, se han producido especialmente durante los fines de semana y sus jornadas previas.

Así, la Cala Cristal, ubicada en Cuevas del Almanzora y con apenas 170 metros de longitud y unos 15 metros de anchura, ha registrado un aforo completo durante todo el verano en una decena de ocasiones, por delante de Peñón Blanco, en Níjar, que con unos 240 metros de longitud y unos 30 de anchura completó su capacidad en seis ocasiones. La playa de Peñón Cortado, en Cuevas del Almanzora, junto con Mar Rabiosa en Pulpí, han alcanzado su máxima capacidad en seis ocasiones cada una.

Para el control y vigilancia de las playas, la Junta de Andalucía destinó a la provincia de Almería un total 660 auxiliares a repartir en las distintas playas de carácter urbano, con un máximo de 126 vigilantes en la capital y un mínimo de cuatro en Enix, quienes finalmente han recibido un salario neto que ronda los 1.800 euros.

No obstante, el Gobierno andaluz formalizó finalmente un total de 698 contratos de auxiliar de playas, ya que durante la temporada se contabilizaron 48 bajas por renuncia o por no haber superado el periodo de prueba, de las que se sustituyeron a 38 personas, mientras que también se contabilizaron otras 65 bajas por incapacidad temporal que no fueron sustituidas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios