Un patrimonio perdido

San Roque y san Antón: dos lugares con tradición

  • En principio, debía de haber sido una capilla, pero resultó ser tras su construcción, una verdadera iglesia por sus dimensiones y ornato. Fueron dirigidas por el arquitecto Trinidad Cuartara Cassinello

San Roque y san Antón: dos lugares con tradición San Roque y san Antón: dos lugares con tradición

San Roque y san Antón: dos lugares con tradición

LA ciudad de Almería (antigua al-Mariyya), fundada en el siglo X por Abderramán III, llegará a su máximo esplendor en el siglo XI con la fundación de los Reinos de Taifas. El fundador de la Taifa de Almería, Jairán, y su sucesor Zuhayr, fueron los artífices del amurallamiento de los dos arrabales que rodeaban a la Medina al-Mariyya: al-Musalá (La Musalla) hacía levante (desde la calle de la Reina hasta la Rambla Obispo Orberá) y el arrabal de al-Hawd (hacia poniente) desde la Avenida del Mar hasta las estribaciones de la Sierra de Gádor.

Es en el antiguo arrabal hacia poniente (actual Pescadería-La Chanca), donde se emplaza la tradicional iglesia de San Roque y donde se encuentran aún torreones que formaban parte del amurallamiento de dicho arrabal que están esperando ser rehabilitados, y las canteras califales, que tras la puesta en valor de las visitas guiadas de la Asociación “La Chanca-Pescadería a Mucha Honra”, se han convertido en un pilar fundamental de la historia musulmana del barrio, siendo declaradas Bien de interés Cultural en el año 2018.La iglesia de San Roque, se remonta al año 1500, construyéndose sobre una mezquita del viejo barrio musulmán de Al-Hawd. Primeramente fue una ermita dedicada a San Roque, abogado contra la peste. Se reconstruye a finales del siglo XIX y se bendice en 1893 siendo erigida en Parroquia en 1900.

IGLESIA SAN ANTON IGLESIA SAN ANTON

IGLESIA SAN ANTON

En principio, debía de haber sido una capilla, pero resultó ser tras su construcción, una verdadera iglesia por sus dimensiones y ornato. Las obras fueron dirigidas por el arquitecto municipal Trinidad Cuartara Cassinello.Su esbelta torre, con dos campanas de tamaño medio, un tejado de cinc con caprichosos adornos, un coro espacioso, pavimento de mármol, un rico retablo de más de 9 m. de altura y luminosas ventanas con cristales de colores bien combinados, dotaban de una característica especial a la iglesia. Su torre en el centro de la fachada, muestra un paralelismo con la arquitectura civil, en este caso del Ayuntamiento, que será repetido por otros templos almerienses posteriores.

La iglesia, filial de San Sebastián, tras su construcción e inauguración en 1893, fue dedicada a San Roque para recordar la pequeña ermita bajo su advocación de antaño y donde la población, cada año organizaba una romería hasta allí el día del Santo. La imagen del Patrono fue llevada en procesión el día de la Bendición de la iglesia el 13 de agosto de 1893 desde la iglesia de San Juan donde estaba instalada provisionalmente.La imagen que destacaba en la iglesia era la de la Virgen del Carmen. La iglesia parroquial de San Roque, enclavada a la orilla del mar era “la parroquia del mar”, ya que la mayoría de los feligreses se dedicaban a las faenas del mar. Por ello, los trabajadores, pescadores del barrio, tenían gran devoción a la Virgen del Carmen y deseaban ver en su iglesia la imagen de su Patrona. La imagen que se adquirió tallada en madera, refinada y artística, con rica ornamentación, era obra del escultor valenciano Cuesta López. Sobre su cabeza, inclinada suavemente, reposaba una corona haciéndole los honores de «Reina». Destacaban sus ojos puros mirando hacia la tierra como queriendo encontrarse con la mirada de sus «Hijos».

La iglesia, filial de San Sebastián, tras su inauguración en 1893, fue dedicada a San Roque

El periódico La Independencia, en 1928, le dedicaba frases como esta: «sus mejillas semejan granadas abiertas; sus labios de carmín encendido, su hermosa cabellera graciosamente cubierta en parte por una toca azul, parece dorada con el resplandor de la aurora». En sus manos, destacaba en actitud cariñosa su «Hijo» que parecía entregar a los «Hombres» el escapulario de su «Madre», que a su vez lo tenía pendiendo de su mano para ofrecerlo a sus «Hijos» como señal de Salvación.

La Virgen, aparecía vestida con el hábito de su Orden y un rico manto que se vislumbraba tejido con pétalos de rosa. Sus pies descansaban, sobre una nube de plata, adornada con reflejos de atardecer. La imagen que fue bendecida el día 28 de octubre de 1928, saldría posteriormente en procesión marítima. Tras su destrucción en la Guerra Civil, sería el insigne maestro Jesús de Perceval, quien realizase una nueva imagen en 1952. Es ya toda una tradición que en las fiestas populares del mes de julio de Pescadería-La Chanca, sea embarcada el 16 de Julio la Virgen del Carmen de San Roque, la patrona de los pescadores, arropada por todos los vecinos del barrio. También en el interior de la Iglesia antes de la Guerra Civil estaba una imagen de San Roque, su Patrón, que por el mes de agosto celebraba sus fiestas.

La Ermita de San Antón, cercana a la señera Plaza de Pavía, da nombre a uno de los barrios más populares de Almería. El obispo Orberá, preparó en unas casas contiguas, un pequeño convento para las monjas de Santa Clara, con motivo de la desamortización del Convento, viviendo en él hasta 1899. La ermita, desde entonces continuó como oratorio público, inaugurándose en 1908 una gruta de Lourdes que la hizo muy popular.

VIRGEN DEL CARMEN VIRGEN DEL CARMEN

VIRGEN DEL CARMEN

La imagen de San Antonio Abad (San Antón), era muy venerada en dicha ermita. Con motivo de las Fiestas que se celebraban en su Honor (en enero) donde se quemaba un castillo de fuegos artificiales, ardiendo por la noche hogueras por las calles de la populosa barriada y en la plaza de San Antón. Por la mañana se celebraba la función religiosa en Honor del Santo, haciéndose ofrendas de rabos y otras promesas a San Antón que se subastaban. Fiestas que todavía hoy se siguen celebrando con gran animación con el apoyo incondicional de la Asociación de Vecinos “Casco Histórico”.

En relación a la Imagen de la Virgen de Lourdes, hay que subrayar que todos los años con gran solemnidad en la capilla de San Antón se celebraba la festividad de Ntra. Sra. de Lourdes, que se veneraba en dicha ermita, saliendo la imagen en procesión. Tanto la iglesia de San Roque como la ermita de San Antón fueron completamente destruidas en la Guerra Civil, siendo reconstruidas con posterioridad y así continuar con sus tradiciones que son la propia seña de identidad de ambos lugares.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios