Tribunales

Mató a golpes al tío de su pareja en el arcén de la autovía: el jurado no duda y lo declara culpable

Audiencia Provincial de Almería.

Audiencia Provincial de Almería.

Un jurado popular presidido en la Audiencia de Almería por el magistrado Luis Durbán ha declarado este lunes culpable al hombre acusado de matar a golpes al tío de su pareja en la autovía A-7.

El veredicto del jurado declara probado que entre las 07:30 y las 08:00 horas del 21 de agosto de 2021 el acusado paró en el arcén el vehículo que conducía, a la altura de la salida de los barrios almerienses de El Toyo y Cabo de Gata.

Aunque no ha considerado probado que el acusado sacase al tío de su pareja del turismo, ya que éste habría salido a orinar voluntariamente, sí que considera acreditado que en cierto momento la víctima se encontraba tumbada e inmóvil en el asfalto, donde el acusado "le propinó de modo repetido puñetazos y patadas por distintas zonas del cuerpo".

A consecuencia de la agresión, la víctima presentaba múltiples "cefalohematomas" en la cabeza, varios hematomas en la cara y en los dos ojos, heridas mucosas profundas en el labio superior de la boca, lengua mordida, fractura de los huesos propios de la nariz, fractura del techo de la órbita, fracturas de varias costillas y rotura de colón con deserosamiento y hemorragia internas.

El jurado destaca que casi todas ellas eran heridas graves y la última de riesgo vital, por lo que finalmente el agredido sufrió un shock traumático e hipovolémico, que provocó su muerte sobre las 16:17 horas de ese mismo día.

Ha determinado, en este caso por mayoría y no por unanimidad como en el resto de puntos, que el procesado hizo esto con la intención de matar al tío de su pareja y que provocó un "prolongado dolor" a la víctima, sin que éste llegase a perder la conciencia.

Asimismo, el jurado ha descartado que a consecuencia del consumo de alcohol, cocaína, Diazepam y Transilium, el acusado tuviese anuladas o mermadas sus capacidades mentales y de controlar sus actos.

Lo mismo ha ocurrido con el supuesto trastorno de inestabilidad emocional de la personalidad de tipo impulsivo y por dependencia de alcohol y sustancias estupefacientes que padecía, que para el jurado no tuvo nada que ver en la agresión.

Tampoco considera probado el jurado que el acusado lo agrediese "en estado de agitación y fuera de si, como reacción al hecho de que le quitase las llaves del vehículo y le agrediera con un objeto punzante no identificado en la cara, en la palma de la mano y en otras zonas del cuerpo".

El fiscal Manuel Hermoso ha reiterado su petición de 23 años de prisión y la responsabilidad civil para la hija del fallecido que ya había solicitado inicialmente por un delito de asesinato, mientras que la abogada Mónica Moya ha pedido que se le imponga la pena mínima, en este caso de 18 años de cárcel.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios