DIARIO DE ALMERÍA En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Coronavirus

18 impresoras 3D, a pleno rendimiento solidario

  • Germán Granados imprime al día 250 pantallas y 20 mascarillas, que dona a hospitales, residencias, policía...

Germán, ante sus impresoras. Germán, ante sus impresoras.

Germán, ante sus impresoras.

En la casa de Germán hay más impresoras 3D que enchufes. Dieciocho máquinas para diseñar, que se han convertido en una de las empresas almerienses más importantes en esta grave crisis por el coronavirus, ante la falta de material sanitario.

Desde el viernes antes de que Pedro Sánchez decretara el estado de alarma, sus impresoras trabajan a pleno rendimiento. Fundamentales para su actividad laboral, nunca había estado tan satisfecho con los resultados de sus diseños. Pantallas y mascarillas como los que muestra en la imagen, que es cierto que no tienen la homologación, pero que están siendo fundamentales para enfrentarse a la pandemia ante la escasez de estos productos tan necesarios.

“Empecé a hacerlas para mis primos, que son enfermeros. Me dijeron que hacían falta muchas, que apenas tenían material y me puse a diseñar desde entonces”. Más de dos semanas en las que en su casa resuena el característico sonido de una impresora trabajando las 24 horas del día: “Antes de que decretaran aquí el estado de alarma vi que en otros países, como Italia y China, hacían falta principalmente mascarillas y pantallas, y me puse a hacerlas. De las primeras hago unas 20 y de las segundas unas 250, que las dono a los hospitales, centros de salud, residencias, policía...”, afirma Germán.

Dueño de GP Tecnic, su día a día es el diseño para la agricultura. Al enterarse de que hacía falta todo este tipo de material, se puso en contacto con un grupo de la UAL que está trabajando en esta misma producción con sus impresoras 3D, y se formó en el mejor tiempo posible. “Aprendí a diseñar e imprimir gracias a vídeos y tutoriales de youtube y poco a poco he ido mejorando. Todas las empresas estamos manos a la obra para ayudar en lo que podamos, la gente está muy agradecida, pero lo más importante es evitar que aumenten los contagios”.

Y es que Germán está muy sensibilizado con esta enfermedad. Por suerte, no tiene el coronavirus que él sepa ni nadie de su círculo cercano lo ha pasado. Eso sí, de enfermedades respiratorias entiende un rato y por eso pone toda la carne en el asador para ayudar. “Yo tengo un problema de asma y estoy muy concienciado, sé perfectamente la angustia que supone intentar respirar y no poder, asfixiarte”, que por desgracia es la principal consecuencia de la inflamación tan grande en los pulmones que provoca el coronavirus.

De aquí a que la pandemia comience a remitir, las impresoras de Germán seguirán trabajando a destajo para suministrar material a Almería y quién sabe si a alguna otra provincia. “Ahora mismo estamos centrados aquí, pero si necesitan de nuestras mascarillas y pantallas en otros lugares de España, ayudaremos. Existe un proyecto de UAL con Málaga, que en los próximos días sabremos si tenemos que ayudar”, finaliza este empresario vicario mientras programa los diseños.

Javier y Paula entregan las pantallas de la familia Peña a Protección Civil. Javier y Paula entregan las pantallas de la familia Peña a Protección Civil.

Javier y Paula entregan las pantallas de la familia Peña a Protección Civil.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios