Crisis económica

Un millón en ayudas directas para no tirar la toalla

  • Casi mil autónomos, pequeños comerciantes y hosteleros han recibido del Ayuntamiento ayudas directas de entre 450 y mil euros en el marco del 'Plan re-activa 20'

  • Sumadas a otras medidas como aplazamiento de pagos, rebaja de tasas o ampliación de terrazas, ofrecen un desahogo para mantener empleos y seguir manteniendo su actividad

Confitería Rex Confitería Rex

Confitería Rex

Casi un millar de autónomos, microempresas y pequeñas empresas de la ciudad se han beneficiado de las ayudas directas que el Ayuntamiento de Almería ha repartido en el marco del 'Plan re-activa 20’, que tiene como objetivo ofrecer apoyo a quienes más están sufriendo la crisis económica que ha llegado aparejada a la sanitaria por COVID-19. Con la inyección de un millón de euros, el paquete de ayudas, distribuidas y aprobadas en tres bloques diferentes, se da un pequeño respiro a quienes se vieron obligados a bajar la persiana de sus negocios durante el estado de alarma y que ahora luchan por seguir adelante y mantener los empleos.

Los técnicos municipales han estudiado y valorado las más de 1.500 solicitudes  para repartir la cantidad anunciada entre los autónomos y propietarios de pymes que cumplían con los requisitos de la convocatoria y que eran tan sencillos como tener un local cerrado por confinamiento, estar empadronado en Almería y que la sede social del negocio estuviera también en la capital. Las ayudas, que han variado pero han estado siempre en la horquilla de entre los 450 y los mil euros, empezaron a entregarse en el mes de septiembre. 

Manuel Mensales, de 'Confiterías Rex', es uno de los autónomos que ha recibido 900 euros en el marco de este paquete de ayudas directas. Una ayuda que, dice, “sirve fundamentalmente para minimizar los muchos gastos de estos meses atrás, en los que hubo que cerrar las dos confiterías y el obrador” que su padre fundó en 1968, y que hoy llevan él y su hermano Ángel. En 52 años de negocio, 'Confiterías Rex' se ha modernizado y ampliado hasta llegar a contar con diez empleados. Un negocio, insiste, es mucho más que lo que uno vende o compra, son decenas de facturas entre seguros, IVA, luz, teléfono, una infraestructura importante que, durante los meses de confinamiento, sólo obtuvo el ingreso procedente de cese de actividad. Por eso, esta ayuda municipal, “sin venir a salvar negocios, sí viene bien”. Miembro de Ashal (Asociación de Hosteleros de Almería) y de la asociación de comerciantes de Nueva Andalucía, los hermanos Mensales han abierto de nuevo el obrador, han vuelto a contratar a sus empleados y a seguir mirando hacia adelante.

Boti boing Boti boing

Boti boing

María Jesús Álamo y su cuñado Raúl Guillén se muestran entusiastas. “Por fin, una buena noticia. Viene genial esta ayuda de 900 euros”, dice. Su negocio, el centro de ocio infantil 'Botiboing', lleva cerrado desde el 12 de marzo. Con local alquilado, pagando agua y luz y sin ingreso alguno, “no perdemos la esperanza”, asegura. “Damos por perdido este año 2020, pero confiamos en que, después de Navidad, la cosa revierta y para Semana Santa de 2021, cuando se cumpla un año de esta pesadilla, estemos otra vez abiertos. Es nuestra ilusión”, dice esta joven empresaria que agradece la ayuda del Ayuntamiento, que “va más allá de la aportación económica. Nos ha escuchado, nos ha entendido y nos ha servido de enlace para, en ocasiones, poner a nuestro sector en comunicación con las autoridades sanitarias”. Y es que el suyo se ha quedado, muchas veces, fuera de toda ordenación, sin poder abrir y sin poder recibir ayuda alguna.

Pascual Joyeros Pascual Joyeros

Pascual Joyeros

 

Carmen Sánchez Castillo, de 'Tu cocina de El Alquián', ha pasado dos meses enteros con la persiana bajada, ahora recibe la ayuda directa del Ayuntamiento que le va a venir bien “para pagar recibos”. También con la persiana bajada, al menos en un primer momento, estuvo la academia de inglés de Mari Carmen Quero ‘English Connection’,  en el Parque Nicolás Salmerón, a la que los 900 euros de ayuda le vienen “súper bien para pagar los montones de cosas que hay que pagar”. Su academia lleva meses adaptándose a las nuevas normativas. Ahora dan clase on line, pero también presenciales, lo que les ha obligado a distribuir las aulas para mantener la distancia, tomar la temperatura a todos sus alumnos, utilizar de forma constante gel hidroalcohólico y abordar gastos tras gastos. Así, “cualquier ayuda es buena, sobre todo en un ambiente de incertidumbre como la que volvemos a vivir”, subraya. 

Eva Payés, de Payés Cruz Eva Payés, de Payés Cruz

Eva Payés, de Payés Cruz

Eva Payés, de la academia de peluquería y estética 'Payés Cruz', en el 12 de la calle Terriza, agradece toda la ayuda que pueda llegar. El coronavirus no sólo ha cerrado persianas de negocios como el suyo, sino que además, ha obligado a la adquisición de material desinfectante, a habilitar nuevos hábitos y reordenar espacios. Y todo llega aparejado de más gastos. De igual modo, se manifiesta Carmen Pascual de ‘Pascual Joyeros’, establecimiento ubicado en la Avenida de la Estación. “Vamos al día y cualquier ayuda es buena”, reconoce esta empresaria que lleva el negocio junto a su hermano Jose Pascual, que, aunque todavía no han recibido la cantidad de 450 euros aprobada por el Ayuntamiento, se muestran agradecidos y ya, al igual que otros muchos pequeños empresarios y autónomos, estudian las nuevas ayudas que el Ayuntamiento de Almería va a ir sacando en el marco del 'Plan re-activa 20 Comercio’.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios