Centro de internamiento de menores infractores de Purchena

Francisco Ontiveros: “Aquí prima solo el interés de los menores y no el socioeconómico”

  • El director general de Justicia Juvenil de la Junta apunta que hay 86 plazas vacías en los tres centros de la provincia y, al estar "sobredotada", justifica que se traslade este recurso a Granada

Francisco Ontiveros: “Aquí prima el interés de los menores y no el socioeconómico” Francisco Ontiveros: “Aquí prima el interés de los menores y no el socioeconómico”

Francisco Ontiveros: “Aquí prima el interés de los menores y no el socioeconómico”

Desde la Dirección General de Justicia Juvenil y Cooperación de la Junta de Andalucía tenían claro desde el inicio de la legislatura la necesidad de acometer una reorganización de los recursos de internamiento existentes por la que se abrirán nuevos centros en Granada y Málaga a costa de cerrar otros existentes en la provincia de Almería al considerar que está “sobredotada”, una situación que comparte con la de Cádiz. Así lo ha reconocido a este periódico el malagueño Francisco Ontiveros Rodríguez que desde febrero de 2019 está al frente del área de la administración regional que ha decretado el cierre a finales de mes del centro de internamiento de menores infractores de Purchena con la no renovación de la prórroga a la asociación sin ánimo de lucro que lo gestiona desde hace más de quince años, GINSO.

Sobre el argumentario en contra del desmantelamiento del CIMI de Purchena de trabajadores, empresas y ayuntamientos de la comarca, Ontiveros ha manifestado que “aquí lo que prima es el interés de los menores y no otro como el socioeconómico” en alusión a las críticas que se multiplican desde Almería por la pérdida de 55 puestos de trabajo y la ‘estocada’ que supone en la lucha contra la despoblación en el ámbito rural. El director general de Justicia Juvenil esgrime que la mayoría de los jóvenes internos proceden de otras provincias, que tienen una mayor población infractora, y supone un serio problema para sus familias que se tienen que desplazar a Purchena para visitarlos.

Se trata, según Ontiveros, de un centro al que sólo van a cumplir medidas en la última fase de tratamiento, es finalista de Oria, y entiende que ese trasvase es innecesario. “Tienen 22 plazas vacías y de los 10 jóvenes internos actualmente 5 son de Málaga, 4 de Granada y 1 de Algeciras. Ningún juez ha pedido primer ingreso en Purchena, sí piden el de Oria y es el que vamos a mantener porque la instalación es de titularidad pública como ocurre con El Molino en la capital”, añade. Plantea el director general de Justicia Juvenil que han sido 43 contratos en los últimos cinco años y todos menos 9 han sido con Inserta, sociedad creada por GINSO para prácticas formativas remuneradas en labores agrícolas. Ningún contrato en el sector de la piedra natural en años, una situación que lo aleja, a su juicio, de ser un referente en inserción laboral como postulan los agentes sociales y ayuntamientos. “No podemos vestir una realidad que no lo es, esas 32 plazas son más necesarias en Granada que en Almería”. 

Por último, asegura que el número de órdenes de internamiento para jóvenes almerienses no ha aumentado en los últimos años porque la mayoría de jueces optan por medidas de medio abierto y sólo cuando fracasan o porque se producen delitos graves se optaría por su ingreso en un CIMI. Sobre la aceptación social que tiene el centro en Purchena y la posible oposición que puede encontrar en otras localidades, Ontiveros Rodríguez asegura que cada vez generan menos rechazo estos recursos porque han dejado de percibirse como un sistema carcelario para ser edificios funcionales con una filosofía de intervención ampliamente valorada por la sociedad. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios