FÚTBOL | TERCERA RFEF

El Almería B no puede con el Torreperogil en un encuentro anárquico (3-3)

Ballestero se lamenta de una ocasión pérdida en el encuentro

Ballestero se lamenta de una ocasión pérdida en el encuentro / Javier Alonso (Almería)

El Almería B regresaba al Anexo de los Juegos Mediterráneos para medirse a un Torreperogil invicto fuera de casa y que no había recibido ningún gol como visitante. Una prueba con ese punto motivador de derribar la muralla del Sporting. Para ello, Alberto Lasarte no pudo contar con la presencia de Paco Sanz y Hugo Neves, el primero por sanción y el segundo por lesión. En el banquillo, otras tres piezas fundamentales: Rachad Fettal, Valen y Joan.

En el verde, René Pérez y Álex Mendes formaron una inédita pareja de centrales con Miguel Peñalver en el costado derecho, que no era titular desde hace varias semanas. Los tres atacantes fueron los mismos que en Motril, aunque el nivel general de este trío fue mejor esta jornada dominical.

El balón estuvo en las botas de los jugadores indálicos en los primeros compases, en los que el filial encerró poco a poco a los visitantes. Un contexto ideal para Aarón, siempre incisivo y conectando con Keven en ese carril izquierdo. De hecho, la primera ocasión del partido fue un recorte hacia dentro del brasileño con un latigazo al palo corto que atrapó Sergio.

Sin embargo, el partido cambió en el minuto doce en el primer saque de esquina botado por el Torreperogil. Adri la puso con música al corazón del área para encontrar un cabezazo de Óscar, que adelantaba a los visitantes. No le sentó especialmente bien ese golpe a un equipo que comenzó a encadenar errores e imprecisiones en centros laterales. Un momento de incertidumbre que se disipó gracias, nuevamente, a las incursiones de Aarón. Con el brazalete en el brazo, el capitán puso toda la carne en el asador.

Loren marcó el primero desde los once metros

Pasada la media hora de encuentro, Mario Ballesteros derribó a Loren dentro del área y el árbitro señaló la pena máxima. El delantero rojiblanco asumía la responsabilidad de meterle el primer gol al conjunto jienense en toda la temporada ejerciendo de visitante. Buscó el palo derecho de Sergio, no le tembló el pulso y encontró el hueco para igualar el choque. A los pocos minutos, Keven pudo hacer el segundo en un balón que quedó muerto y el extremo mandó arriba.

Tras el paso por los vestuarios, el Almería protagonizó un comienzo con muchas similitudes con el inicio del primer tiempo, aunque en esta ocasión con los papeles invertidos. Los rojiblancos fueron los que marcaron el segundo para darle la vuelta al encuentro con un golpeo de Marsu desviado por un defensor y que acabó en el fondo de las mallas.

La reacción de los de David Valenciano volvió desde el balón parado. Primero con un saque de esquina que se paseó por el área chica sin encontrar rematador y posteriormente con un centro lateral que no logró blocar Bruno Iribarne y el rechace lo volvía a aprovechar Óscar, que sumaba otro tanto más para su cuenta personal. Loren acarició también el doblete con un remate al larguero de la portería de Sergio tras un centro de Ballestero, que acaba de entrar al campo.

Sin embargo, otro jugador estaba esperando su oportunidad para hacer el tercero. Rachad Fettal marcó después de muchas semanas sin hacerlo con la casaca del filial en otra acción a balón parado, la cuarta de cinco goles hasta ese momento. Remate limpio del hispano-marroquí, que también mojó con el combinado sub20 de Marruecos, en un gran córner lanzado por Aarón.

Los puestos de playoffs vuelven a escaparse por segunda jornada consecutiva después de dos empates seguidos.

El encuentro entraba en el desconcierto y la anarquía con ocasiones para ambos equipos, aunque sería el Torreperogil el que igualó el partido. Un remate al palo iba a ser cazado por Peli. Otra vez le tocaba remar al cuadro indálico. Rachad, en el tramo final, se animó con una chilena que estuvo cerca de entrar. Con más confianza, el ariete estaba dispuesto a hacer más cosas sobre el terreno de juego.

Joan quiso sumarse a la fiesta y lo intentó desde la frontal, pero el arquero visitante sacó un buen pie abajo. La embestida final de los unionistas no fue suficiente para marcar el gol del triunfo. Un empate que deja un sabor amargo a los pupilos de Alberto Lasarte, que suman una jornada más fuera de los puestos de playoffs después de dos empates consecutivos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios