FÚTBOL | SEGUNDA B CD El Ejido: madurez como club con solo 8 años de vida

CD El Ejido: madurez como club con solo 8 años de vida CD El Ejido: madurez como club con solo 8 años de vida

CD El Ejido: madurez como club con solo 8 años de vida / RFAF (El Ejido)

Después de los protocolarios actos de celebración de los ascensos del primer equipo de fútbol a Segunda División B y del conjunto de fútbol sala a la competición de plata, en el seno del CD El Ejido ya se han puesto manos a la obra para planificar la próxima temporada 2020-2021. Será una campaña ilusionante para una entidad que además acaba de estrenar presidencia con la llegada del argentino Alejandro Bouzas, que toma las riendas de un club que con menos de una década de existencia ha vivido numerosos episodios más que destacables en su parcela deportiva y también en la económica.

Hasta el momento ha tenido tres presidentes de forma oficial: Puertas, Mevy y Bouza

Tras la desaparición del histórico Poli Ejido, un reducido grupo de valientes del Poniente almeriense, con Vicente Puertas como cara más visible, inició un nuevo proyecto deportivo con el objetivo de volver a poner al municipio ejidense en el mapa del balompié. Los inicios fueron duros, pero productivos. En la 2012-2013, aún bajo la denominación de CD El Ejido FS, el conjunto celeste logró ascender al Grupo IV de Primera Andaluza al quedarse con la plaza del Berja CF (actualmente su filial), siendo su estreno en una categoría de nivel autonómico en la que acabó proclamándose campeón pese a ser debutante. Con Ángel Becerra en la dirección deportiva, llegaría un histórico ascenso a Tercera División, competición en la que los almerienses estuvieron dos campañas seguidas hasta que dieron el salto, de la mano del técnico Alberto González, a la categoría de bronce, ya con Javier Fernández como cerebro del proyecto deportivo.

Las aspiraciones de la entidad fueron en aumento, sobre todo tras el aterrizaje del empresario israelí Pierre Mevy en El Ejido. El de Tel Aviv prometió en 2017 que en un máximo de dos años el primer equipo estaría a las puertas de la Segunda División. Lejos de cumplirse dicha meta, el CD El Ejido descendería a Tercera tras una desastrosa temporada 2018-2019 en la que Mevy hizo una espantá y dejó a la entidad, por culpa de una pésima gestión, en serios problemas económicos que, incluso, hicieron peligrar su supervivencia como club.

Pese a los numerosos obstáculos y problemas económicos que generó el paso de Mevy por la entidad, el club celeste ha sabido salir a flote en la parcela deportiva

El panorama no pintaba nada bien para un CD El Ejido que de nuevo tuvo que liderar Vicente Puertas con la ayuda de Javier Fernández, dos luchadores incansables por no dejar morir un sueño que se inició en 2012. Gracias a su trabajo el cuadro celeste se mantuvo a flote, pasó un año en el infierno y ha podido regresar a Segunda B, categoría en la que espera demostrar, con el empujón de Bouza, su resurgimiento como un club que ha llegado a un destacable grado de madurez debido a todo lo que ha vivido en solo ocho años.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios