UD ALMERÍA

¿Y Joao Gonçalves se va de rositas?

  • El buen negocio de la venta de Darwin mantiene al encargado de fichajes fuera de foco, pero en el desaguisado actual tiene mucho que justificar

Joao Gonçalves, siempre en la sombra, es poco dado a aparecer públicamente en los medios y nunca ha sido presentado oficialmente. Joao Gonçalves, siempre en la sombra, es poco dado a aparecer públicamente en los medios y nunca ha sido presentado oficialmente.

Joao Gonçalves, siempre en la sombra, es poco dado a aparecer públicamente en los medios y nunca ha sido presentado oficialmente. / Rafael González (Almería)

En la construcción del Almería de la era Turki Al-Sheikh hay un personaje poco conocido por la afición rojiblanca que tiene mayor peso del que muchos puedan imaginarse.  Moviéndose entre las sombras, de hecho nunca ha sido presentado oficialmente, es el encargado de la planificación deportiva, siempre con el visto bueno final del director general Mohamed El Assy, pero con un gran margen de maniobra para sugerir jugadores y entrenadores.

Hablamos de Joao Gonçalves, que forma parte del área deportiva con despacho particular en el Estadio de los Juegos Mediterráneos desde que el jeque saudí se hiciese con la propiedad de la entidad, aunque a día de hoy todavía nadie conozca su cargo real

No es el director deportivo como tal, pues ese puesto recae en la figura del propio El Assy, tampoco es un mero asesor o consejero, pues interviene activamente en las contrataciones. Sería lo más parecido a un secretario técnico o encargado de fichajes.

En el escalafón del área tampoco queda muy nítida la función del argentino Darío Drudi, si está por encima o por debajo del agente portugués, si bien es cierto que el pasado verano filtraba en una ‘storie’ de Instagram las posibles ventas de Darwin, Vada o Appiah y al poco se corroboraba la del ariete uruguayo.

Ese multimillonario traspaso del chaval de Artigas al Benfica está salvando la cuenta de resultados de Joao Gonçalves a ojos de la propiedad. El buen negocio de los 24 millones de euros lo mantiene fuera del foco, pero en el desaguisado actual que vive el plantel el apellido Gonçalves tiene mucho que decir y no puede irse de rositas.

A su asesoramiento directo e influencias en el fútbol del país vecino corresponden las contrataciones para el banquillo de sus compatriotas Pedro Emanuel, primer técnico del ambicioso proyecto de Al-Sheikh en Almería, así como Mario Silva, responsable de la Academia en su día, o ahora de su también paisano José Gomes, incluso del preparador del filial Nandinho.

Del mercado portugués o con dicha ascendencia Gonçalves ha traído a once efectivos: Emanuel, Silva, Gomes, Nandinho, Maras, Petrovic, Enzo, Costa, Makaridze, Carvalho y Mendes

La tozudez de los resultados y los hechos constatados empiezan a dejar en entredicho su desempeño, en el que se van acumulando más sombras que luces. La venta de campanillas de Darwin, el traspaso más caro en la historia de Segunda, es una carta de presentación que tendrá por mucho tiempo, pero hay que valorar también sus aristas.

En agosto de 2019, teniendo en cuenta las dificultades de confeccionar un equipo nuevo con apenas un mes de margen, su labor puede calificarse como encomiable porque las adquisiciones le dieron al Almería el salto de calidad que iba buscando.

Las cosas, sin embargo, empezaron a torcerse con la nefasta ventana invernal con la que se arrancó 2020. En este punto cabe señalar la cuota de culpabilidad de la propiedad, que acometió una ampliación de capital por valor de 31 millones de euros sin calibrar que la LFP les iba a frenar los fichajes por el límite salarial.

Del plan A se pasó al C sin parada en el B y, a la vista queda por los resultados posteriores, el equipo se debilitó en lugar de reforzarse con la llegada de jugadores como Francis Guerrero, Wilfrid Kaptoum, David Costas o Enzo Zidane, por citar algunos ejemplos. La consecuencia final de aquellos movimientos culminaba con la eliminación en el play-off ante el Girona.

Muchos aficionados siguen cuestionándose el empeño por firmar a entrenadores y jugadores del mercado portugués o con dicha ascendencia (en la lista figuran once efectivos: Emanuel, Silva, Gomes, Nandinho, Maras, Petrovic, Enzo, Costa, Makaridze, Carvalho y Mendes) sin tener en cuenta las particularidades de una categoría como la de plata, en la que la experiencia es un grado. El crédito empieza a agotársele a Gonçalves a ojos del seguidor.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios