UD ALMERÍA

Malestar en el club con el Ayuntamiento a cuenta de la Supercopa femenina

  • No se entiende que con la congestión de calendario existente el Estadio Mediterráneo tenga que acoger esta semana tres partidos más, coincidiendo la final del sábado con el duelo copero ante el Alavés

  • Tampoco se comprenden contratiempos de este tipo cuando la propiedad se ha volcado con donaciones en la crisis del coronavirus y ha presentado un detallado proyecto de remodelación del complejo deportivo

Mohamed El Assy, CEO rojiblanco, el día que presentó el proyecto de remodelación del Mediterráneo al alcalde Mohamed El Assy, CEO rojiblanco, el día que presentó el proyecto de remodelación del Mediterráneo al alcalde

Mohamed El Assy, CEO rojiblanco, el día que presentó el proyecto de remodelación del Mediterráneo al alcalde / D.A. (Almería)

La diplomacia y las buenas formas han impedido cualquier comunicación de índole oficial, pero en el seno de la UD Almería no ha sentado muy bien que el Ayuntamiento de Almería asumiera la celebración de la Supercopa de España femenina en la ciudad sin tener en cuenta lo congestionado que ya de por sí está el calendario como para acoger tres partidos más durante la semana en el complejo municipal del Estadio de los Juegos Mediterráneos. 

Mañana martes arrancará la competición a las 19:00 horas con la disputa de la primera semifinal entre Levante y Logroño, mientras que el miércoles, a la misma hora, jugarán Atlético de Madrid y Barcelona. Para rizar el rizo, la Federación Española de Fútbol, organizadora del torneo, anunciaba esta mañana que la eliminatoria de deiciseisavos de final de Copa del Rey entre Almería y Alavés se jugará el sábado a las doce del mediodía, cuando a las ocho de la tarde ya estaba programada de antemano la final de la Supercopa, una competición que también organiza.

Sin duda ha pesado el hecho de que el conjunto vasco juega ante el Sevilla en Liga el martes 19, por lo que una problemática previsible ha terminado ocurriendo, ya que en la capital no existe otra instalación que reúna las condiciones para este tipo de partidos pese a que se disputen sin público desde que el Juan Rojas se convirtiera exclusivamente en campo para la práctica del rugby.

Y todo ello en mitad de una tercera ola de coronavirus que este lunes se desataba en Almería con récord de contagios desde que arrancó la pandemia, sumándose más de 600 positivos en las últimas 24 horas. Muchos aficionados no entienden que con las restricciones actuales el sábado puedan coincidir hasta cuatro equipos distintos con sus respectivos staff técnicos, encargados de mantenimiento y prensa en una misma instalación con apenas unas horas de margen. 

Esta mañana en el anexo era la 'comidilla' de muchas conversaciones y, aunque el club no vaya a mostrar ningún mal gesto con el Consistorio (no en vano la gestión es 100% municipal) en la directiva no acaban de entender que el esfuerzo que está desarrollándose para remodelar la instalación y las múltiples donaciones que ha realizado Turki Al-Sheikh desde que cundió la crisis del coronavirus se traduzcan en este tipo de contratiempos. En ningún caso se censura la celebración de la Supercopa, pero sí la falta de previsión por las fechas elegidas y la ausencia de un recinto reserva. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios