SEGUNDA B | CD EL EJIDO

Molo: “Puedo comprender los pitos, pero aquí no hay mercenarios”

  • El defensor almeriense achaca mayormente la mala racha celeste, tras siete duelos sin ganar, a la falta de efectivos por culpa de las numerosas lesiones

  • Pide calma a la grada y asegura que es momento de que todos remen en la misma dirección para salir del bache

El central almeriense durante un partido en Santo Domingo. El central almeriense durante un partido en Santo Domingo.

El central almeriense durante un partido en Santo Domingo. / Javier Alonso (El Ejido)

Comentarios 0

–¿Cómo está el vestuario celeste tras la derrota ante el Sanluqueño?

–Ahora mismo estamos en una situación complicada, la más complicada de todo el año sin lugar a dudas. Los jugadores después del partido estaban bastante cabizbajos. Esto es el fútbol. Muchos de los que vinimos aquí lo hicimos con unas pretensiones muy altas, pero la realidad nos lleva a lo que nos está llevando la clasificación. Tenemos que asumir lo antes posible la situación en la que estamos, seguir trabajando, apretando y esperar que los resultados lleguen. Es la única forma que tengo de afrontar este deporte, levantándome, al igual que mis compañeros, y por nuestra parte no va a quedar.

–En principio no llegaba al cien por cien al partido, estaba tocado, pero acabó jugando los noventa minutos. ¿Cómo se encuentra?

–Llevaba cerca de mes y medio sin poder disfrutar de jugar y las circunstancias de la plantilla me llevaron a participar en el partido. Es cierto que era una rotura pequeña, pero en una zona de la inserción que es una parte complicada y la verdad es que me ha costado más de la cuenta. Faltaba gente, se tuvo que hacer al final un once de circunstancias. En lo laterales había dos centrales, un pivote que se tuvo que poner de central... Había que estar ahí, hicimos el esfuerzo y dentro de lo malo, a nivel personal en sensaciones físicas, terminé bien.

Molo salta con gesto de concentración al terreno de juego. Molo salta con gesto de concentración al terreno de juego.

Molo salta con gesto de concentración al terreno de juego. / D. A. (Almería)

–Se escucharon muchos pitos al finalizar el duelo. ¿Qué opina de ello?

–Entiendo que estén enfadados. Solamente podemos pedirles disculpas tanto a la afición como a nuestro presidente, que creo que se está dejando todo porque esto vaya hacia adelante. Aunque esté lejos es como si estuviera aquí, está atento a todo y nos llama cada día. Creo que estamos fallando a varias personas que lo están dando todo, pero esto es un deporte y al final en el fútbol dos más dos no son cuatro y hay situaciones que no controlas y que nos están haciendo mucho daño. Nos está mermando muchísimo durante toda la temporada el tema de las lesiones. Son circunstancias que no son controlables y hay que luchar contra eso. Yo les decía a ellos que si yo tengo en el campo a un compañero que no vaya al cien por cien, ese compañero no pisa el vestuario, porque no lo vamos a permitir. Y eso no está pasando. Somos personas, algunas bajo presión funcionan mejor, otras peor, pero en ese vestuario la gente lo está dando todo. Entiendo el enfado de los aficionados, su protesta, la respeto, pero aquí no hay jugadores mercenarios, la gente se deja todo lo que tiene.

"Si yo viese en el campo a un compañero que no está al cien por cien, ese compañero no pisa más el vestuario”

–En los momentos malos es bueno que todos remen en una misma dirección...

–Es cierto que es un momento delicado para todos, que cuesta ilusionar a la afición así, pero qué hacemos... Nosotros queremos lo mejor y supongo que ellos también. Habrá que sacar esto para adelante y tomarlo como un aprendizaje para el futuro.

"Espero que de una puta vez la moneda caiga de cara hacia nosotros, porque siempre nos pasa algo”

–Se perdió en casa del Sevilla Atlético (1-0), ahora frente al Sanluqueño (0-2) y toca visitar al Villanovense, otro equipo que lucha por escapar de la zona de peligro...

–Sí, somos conscientes de la importancia de estos partidos. Al final, joder, no es para excusarse, pero una semana ante el Melilla te marca en el descuento cuando tienes el partido ganado, después el filial del Sevilla te marca cuando estás haciendo muy buen encuentro. Está la acción de la expulsión de Sergio Sánchez, que puede ser rigurosa o no, pero al final siempre cae en nuestra contra. Luego llegó el penalti. Ante el Sanluqueño creo que el equipo estaba bien plantado y en dos balones parados hacen dos goles, es que no tiraron a puerta. Luego es verdad que con el equipo volcado al final tuvieron alguna contra. Es verdad que en el fútbol se suele ser resultadista, pero hay que ir más allá. Está claro que siempre pasa algo y en esa situación hay que tener claro que tenemos que estar mucho más concentrados. Ahora mismo la dinámica está en nuestra contra y la única forma de revertirla es estando más atentos, trabajar aún más duro. Espero que de una puta vez la moneda caiga de cara hacia nosotros. Vamos a querernos un poquito más todos y a evitar trifulcas porque no benefician a nadie.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios