FÚTBOL | SEGUNDA B

El filial cae por la mínima en el Jesús Navas

  • Los rojiblancos sufren en casa de un buen Sevilla Atlético su sexta derrota consecutiva y cada vez están más cerca de confirmar de forma matemática su descenso a Tercera

Darío Guti pugna por un balón con un jugador hispalense Darío Guti pugna por un balón con un jugador hispalense

Darío Guti pugna por un balón con un jugador hispalense / Diario de Sevilla (Sevilla)

Sexta derrota consecutiva para una UD Almería B que durmió a 13 puntos de una permanencia que al final de esta jornada podría quedarle ya a 16, a falta de solo siete duelos para la conclusión del campeonato liguero. Los rojiblancos encadenaron en tierras sevillanas trece jornadas sin saber lo que es ganar y están cada vez más cerca de confirmar de forma matemática un descenso a Tercera del que solamente les salvaría, a estas alturas, un milagro.

Saltó el conjunto almeriense al césped del campo Jesús Navas con la mente puesta en no regalar nada a su rival, un cuadro hispalense que es el filial con mejores números de todo el Grupo IV. No era una salida nada fácil para los de Esteban Navarro, que llegaban a la cita ya casi sin esperanzas de lograr la salvación, pero estaban dispuestos a apurar sus opciones de permanencia hasta que las matemáticas se lo impidieran. Los visitantes enseñaron los dientes en ataque por primera vez ya cuando corría el minuto 17, con un disparo de Darío Guti desde el punto de penalti ante el que tuvo que lucirse bajo palos Alfonso, portero del cuadro juvenil hispalense.

Los rojiblancos duermen a 13 puntos de la zona de permanencia, pero podrían acabar esta jornada a 16

No fallaría ante la meta de Batalla el Sevilla Atlético tres minutos más tarde. Los locales sacaron petróleo de un saque de esquina que remataría con un testarazo inapelable Manu Sánchez. El exjugador del CD El Ejido entró con fuerza al corazón del área, ganó en el salto a toda la zaga almeriense y la puso donde el cancerbero foráneo no pudo llegar para hacer subir al marcador el 1-0. Esta mínima ventaja en el luminoso allanaba el camino a los sevillanos para lograr su tercer triunfo seguido y su séptima jornada sin saber lo que es perder. El equipo de Luciano Martín, sin embargo, se relajó considerablemente tras el tanto, pero los de Navarro tampoco estaban creando mucho peligro a un oponente que empezaría, con el paso del crono, a ganar más dominio y comodidad sobre el césped.

La contienda también estuvo falta de ritmo incluso en el comienzo de la segunda mitad. El técnico de la UDA B dio entrada a Toril y Herrera, metiendo a toda la artillería ofensiva que le quedaba en el banquillo. Lo intentaron los canteranos rojiblancos, no arrojaron la toalla hasta el pitido final, pero estuvieron faltos de creatividad ante un buen Sevilla Atlético que estuvo muy correcto en labores defensivas, peleando con uñas y dientes para defender su triunfo por la mínima.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios