UD Almería | Rayo Majadahonda | La crónica

Un Almería desconocido en defensa (2-2)

  • La habitual falta de eficacia goleadora en la primera parte se une en la segunda a errores de bulto atrás

Ibiza, muy mal esta tarde, despeja de cabeza. Ibiza, muy mal esta tarde, despeja de cabeza.

Ibiza, muy mal esta tarde, despeja de cabeza.

El Almería recibía al Rayo Majadahonda con la intención de asegurar la permanencia y cambiar su mirada hacia la parte alta de la clasificación. Los rojiblancos habían terminado la parte más dura del calendario y comenzaban ante el cuadro madrileño una a priori más sencilla, pero no debían confiarse ya que en la primera vuelta cayeron con justicia por 2-0 en el Wanda Metropolitano.

Con Ibiza finalmente en el once, la salida del Almería fue buena, con la presión habitual, aunque con la falta de eficacia en la mente. A los 5 minutos, Martos tuvo la primera con un gran chut que obligó a intervenir al meta Basilio. Sobre todo por la derecha, con Corpas y Romera muy activos, los rojiblancos llegaban una y otra vez, pero sin remate a portería. Hubo que esperar a la media hora para que llegara el siguiente disparo, en esta ocasión de De la Hoz, que volvió a parar el portero.

Dominaba por completo el encuentro el conjunto de FF, que además estaba triangulando de forma sensacional, y terminó encontrando su premio. De la Hoz, el mejor hasta el momento, recupera en el centro, Real habilita a Rioja, que hace el 1-0 con un magnífico chut cruzado. La jugada fue francamente buena y la finalización, mejor todavía.

Rioja celebra su tanto. Rioja celebra su tanto.

Rioja celebra su tanto.

El gol espoleó más todavía a los almerienses, que pudieron haber dejado el partido sentenciado con dos nuevas ocasiones clarísimas de Corpas y Real. El Rayo Majadahonda, salvo alguna carrera en solitario del almeriense Dani Romera, no se acercó en toda la primera parte a la meta de René.

El Rayo Majadahonda pidió la expulsión de Owona poco antes del descanso por una obstrucción a Enzo, cuando ya tenía amarilla

Introdujo Iriondo para comenzar la segunda parte que iba a sorprender al Almería. Aitor le dio mayor verticalidad a su equipo y sólo iba a tardar ocho minutos en empatar. Los rojiblancos, demasiado abiertos en busca del segundo, se comieron a la espalda de la defensa la primera contra y el 1-1 subió al marcador. Incomprensible que en franquicia en el marcador haya tantos espacios, pero nuevamente la falta de claridad en el remate a puerta evitaba que el conjunto de FF dominara no sólo en el juego, sino también en el marcador.

Paradones de René antes del 2-1

El cambio táctico y el empate majariego cambió totalmente las tornas del partido. El Almería desapareció del campo, el Rayo se hizo por completo con el balón, que tuvo el segundo en las botas de Héctor y Romera, ambos en uno contra uno con René, salvador nuevamente. Incomprensible, los de FF estaban totalmente superados y defensivamente estaban teniendo errores de bulto, sobre todo a las espaldas de Martos e Ibiza. Ante esto, el míster introdujo a Narváez por Real, desaparecido en la segunda parte, y llegó el 2-1 gracias a un jugadón individual de Corpas. El extremo desbordó con una facilidad pasmosa a su par y le puso el pase de la muerte a Álvaro, para machacar. Eran los peores minutos del encuentro y el Almería volvía a ponerse en franquicia gracias al correcaminos jiennense.

Pero el Almería estaba siendo una madre en defensa. Ibiza estaba haciendo el peor partido de la temporada e iba a ser el culpable del 2-2, nuevamente de Aitor. El central se come un balón largo, Owona se descoloca, Romera no llega y Varela asiste de tacón a su compañero, que bate con un derechazo a René. Raro que los rojiblancos fallaran tanto en defensa, cuando son el conjunto que menos encaja en 2019. A Ibiza se le estaba notando demasiado la inactividad y el Almería era un manojo de nervios. Por supuesto, la falta de efectividad tampoco ayudaba. Así, complicado que los almerienses pudieran subirse al tren de la promoción.

Doble cambio

Con el Rayo Majadahonda más cerca del tercero, que pudo llegar en un remate al palo, FF metió a Chema y Demi en un intento desesperado de montar alguna contra. El canterano fue capaz de encontrar dos buenos pases, a Álvaro y De la Hoz, que no sirvieron para cerrar el partido con victoria. Al final, en un partido en el que el Almería demostró tener el vértigo de la promoción de ascenso, empate y gracias ante un Rayo Majadahonda que se aprovechó de los terribles fallos atrás rojiblancos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios